Harley Davidson: Una lovemark de leyenda

harley davidson lovemark

Harley-Davidson tuvo un humilde comienzo, su primera motocicleta inició en Milwaukee, Estados Unidos, en 1901. Ese prototipo de bicicleta motorizada fue creada por  los jóvenes William Harley y Arthur Davidson, con 21 y 20 años respectivamente. Cuando el prototipo fue funcional, se les unieron los dos hermanos de Davidson, William y Walter.

La Harley-Davidson Motor Company fue fundada oficialmente el 28 de Agosto de 1903 , y en ese día, comenzaron oficialmente su producción.

Al principio no les fue muy bien, en los años 20´s la marca estuvo a punto de desaparecer debido a la competencia de las motos japonesas, comparada con éstas, las Harley eran caras y de mala calidad. Incluso se cuenta que ponían cartones debajo de los modelos expuestos para evitar las pérdidas de aceite. En este periodo su cuota de mercado pasó del 78% al 23%.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




En 1981 el control de la compañía fue a parar a las manos de unos ejecutivos, los cuales tomaron medidas empresariales de gestión y crearon una nueva estrategia de marketing para la empresa.

Harley tenía la ventaja de tener usuarios con una gran lealtad, así que encontraron la forma de apelar a ésta mediante la creación de una comunidad que valoraba más la experiencia de montar por las calles que la moto en sí.

Se organizaron “rallies” para llevar la experiencia Harley a potenciales nuevos clientes y reforzar así­ la relación entre miembros, comerciantes, y empleados. El Harley Owners Group sobrepasó las espectativas, logrando decenas de miles de miembros registrados, los cuales en la actualidad llegan casi al medio millón de personas sintiéndose parte de una gran familia.

En 1983, la compañía lanzó una campaña de marketing llamada SuperRide en la que más de 600 representantes invitaron a la gente a probar una Harley y 40000 potenciales nuevos clientes aceptaron la invitación. De ahí en más, muchos clientes de Harley no sólo estaban comprando una motocicleta cuando compraban una Harley; estaban comprando “la Experiencia Harley”.

En la actualidad Harley Davidson mas que motocicletas es una filosofía de vida. Esta marca ha conseguido crear una verdadera religión, ha constituido una auténtica cultura motera, donde sus integrantes no dudan en mostrar orgullosos sus tatuajes con el logo de la marca. Sus concesionarios son auténticos templos de culto, donde no puede faltar un sinfín de accesorios y complementos para sus motocicletas. El característico rugido de su motor es inconfundible, y como tal lo exhiben, tanto en sus traslados en solitario, como en sus ya multitudinarias y famosas concentraciones, por ello es considerada una de las más exitosas lovemarks.

Vía: Marketing Directo

comments

Autor entrada:

Deja un comentario