Las marcas están “Lost in translation”

Las marcas están “Lost in translation”

En la actualidad, es necesario que las marcas traduzcan sus nombres cuando aterrizan en algún mercado extranjero, pero lo cierto es que todo depende del mercado elegido por la marca. Para las empresas interesadas en hacerse un hueco en el mercado chino, por ejemplo, la traducción es casi una obligación.

En el gigante asiático, los nombres tienen un profundo significado, mucho más que en el mundo occidental. Por lo tanto, antes de aventurarse en el mercado de China, las marcas deben asegurarse de que sus nombres no “pierden” en la traducción.

Puesto que China ejerce un poderoso imán en cada vez más empresas y en el este país el nombre es la principal “tarjeta de presentación” de la marcas, han surgido en los últimos tiempos toda una pléyade de compañías especializadas en soluciones de branding para las empresas que tienen el país asiático en el punto de mira.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Elegir un nombre de marca para aterrizar en el mercado chino, es mucho más complicado de lo que parece a primera vista. El idioma chino cuenta con una extensa familia de dialectos. De esta manera, lo que puede a priori parece un nombre de marca atractivo en mandarín, puede no serlo tanto en la variante cantonesa o hunanesa de la lengua.

Una marca que ha optado por adaptar su nombre al mercado chino es Coca-Cola, que ha sido rebautizada allí por Kekoukele. En chino, esta palabra significa “apetitoso y divertido”, por lo que se adapta a la perfección al espíritu de la famosa marca de refrescos. Otras marcas que han adaptado son nombres al chino son las siguientes:

Reebok: Rui bu (pasos rápidos).

Nike: Nai ke (duradero y persistente).

Colgate: Gao lu jie (revela una limpieza superior).

Lay’s: Le shi (cosas felices).

Nestlé: Que chao (nido del gorrión).

Citibank: Hua qi yinhang (banco de cartel estrellado).

Pentium: Ben teng (galopante):

Fuente: Marketing Directo

comments

Autor entrada:

Deja un comentario