Las marcas necesitan defensores de sus productos

Las marcas necesitan defensores de sus productos

Hoy en día, las marcas necesitan defensores, personas que le digan a todo el mundo lo que saben sobre lo maravilloso que es su producto. Pero antes, las marcas necesitan saber quiénes son sus defensores y cómo llegar hasta ellos. Por ejemplo, Amazon, Red Bull o Google han construído sus marcas sin necesidad de recurrir a la publicidad.

Los defensores de marca son los mejores marketeros para un anunciante además de ser los clientes con más valor, más entusiastas y más enganchados. Y es que hoy en día son los defensores y no la publicidad los que tienen el poder.

– El factor confianza: La principal razón por la que los defensores de las marcas son tan poderosos es sencilla, de hecho sólo tiene nueve letras: confianza. Nueve de cada diez consumidores online dicen que las recomendaciones de sus amigos y familiares son la forma de publicidad mundial en la que más confían. De hecho, sólo 2 de cada 10 confían en la publicidad en internet.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




– Los social media amplifican el alcance defensores: Antes de los social media el alcance de los defensores estaba limitado a su círculo de amigos y familiares. Las recomendaciones se hacían sobre la marcha en el trabajo o las cenas con los amigos. Pero ahora, impulsadas por los social media, Facebook, Twitter, LinkedIn, YouTube, blogs, Foursquare, los defensores pueden llegar a millones de compradores con recomendaciones en las que se pueda confiar.

– La diferencia entre fans y seguidores: Mucha gente emplea los términos “fan”, “seguidor” y “defensor de marca” de manera indiferente, pero no son lo mismo. Los fans y seguidores podrían ser personas a las que les gusta una marca pero no necesariamente la recomendarían. Y es que los fans y seguidores tienen motivaciones diferentes a las de los defensores. Estos están motivados por buenas experiencias y por su deseo de ayudar a otros consumidores.

– Generar defensores: Los defensores ya existen. La oportunidad está en convertirlos en una fuerza de marketing poderosa. Para ello tenemos que dejar huella en ellos mediante, por ejemplo, un producto que no se les olvide nunca por ser el mejor que hayan probado jamás. También se les puede atraer con un servicio y una atención memorables ya que en una era en la que hay tatos productos iguales la calve está en saber diferenciarse. Todo esto es importante tenerlo en cuenta aunque cueste mucho dinero porque es la única manera de conseguir que estos clientes se queden con la marca para siempre, como sucede con Apple.

Fuente: Marketing Directo

comments

Autor entrada:

Deja un comentario