Las marcas paradójicas: la excepción del marketing

marcas paradojicas

En todas las escuelas de marketing se enseña que la marca comercial debe estar vinculada al producto y a su propuesta de valor, que se debe adoptar un tono de comunicación adecuado para el target (grupo de personas con características en común a los cuales se dirige una campaña). En resumen, se debe generar una percepción positiva hacia la marca o servicio.

Sin embargo, toda regla tiene sus excepciones, y es así como aparecen las llamadas marcas paradójicas, marcas cuya denominación en vez de lograr una percepción positiva sobre el producto, marca o servicio generan, de manera intencional, una negativa.

Este es el caso de Brujhas, un negocio de ropa femenina con un nombre bastante peculiar puesto que no hay muchas mujeres que les guste vestirse de brujas, ¿no?. Es ahí donde radica la esencia de la estrategia de las marcas paradójicas: Generar una contradicción total, altisonante al punto que genera un efecto de agrado en el público objetivo. Este efecto se genera debido a la sorpresa que significa  descubrir algo tan positivo bajo un nombre que indica lo contrario.

No obstante, como es  una estrategia tan delicada hay que tener mucho cuidado en aplicarla. Para ello les dejo tres reglas básicas:

  1. Se debe asegurar que el nombre de su marca se enfrente directamente con los supuestos básicos de la industria (como Brujhas en ropa para damas).
  2. Su producto sea real y visualmente excepcional, que la diferenciación sea notoria a primera vista, de esta manera generará un impacto de igual intensidad que la marca paradójica pero en sentido contrario.
  3. En este caso no se debe optar por mostrar suspenso o misterio para que el efecto deseado se produzca, ambas imágenes deben estar juntas: la marca (percepción negativa) y el producto (percepción positiva).
Vía: Gestión.pe

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion