Marketing deportivo: Marcas colectivas y el juego en equipo

Las marcas colectivas son aquellas que solicitan las asociaciones de productores, fabricantes, comerciantes para distinguir en el mercado los productos o servicios de los miembros de la asociación, de los productos o servicios de otras empresas.

Además, la función de la marca colectiva es informar al público acerca de ciertas características del producto o servicio para el que se utiliza.

En atención a esa función, la asociación es responsable de garantizar que sus miembros cumplan ciertas normas, que vienen establecidas en un reglamento de uso de la marca.

Las marcas colectivas se utilizan, a menudo, para promocionar productos característicos de una región. En esos casos, la creación de una marca colectiva no sólo ayuda a comercializar estos productos dentro y, en ocasiones, fuera del país, sino que proporciona un marco para la cooperación entre los productores locales y puede convertirse en un poderoso instrumento de desarrollo local.

Por lo tanto, las asociaciones de pymes pueden registrar marcas colectivas con vistas a comercializar conjuntamente los productos de sus miembros y mejorar así el reconocimiento de esos productos.

Finalmente, las marcas colectivas pueden utilizarse junto con la marca propia de un producto determinado. De este modo las empresas pueden diferenciar sus propios productos de los de la competencia, al mismo tiempo que se benefician de la confianza de los consumidores en los productos o servicios que se ofrecen con esa marca colectiva.

Fuente: Puromarketing

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion