Perú: gastan más de 600 millones de dólares anuales en comida enlatada

abarrotes

En el Perú, el mercado de conservas es el quinto más importante y grande que existe en nuestro país; así también, es el que cuenta con mayor penetración en los hogares, moviendo más de 600 millones de dólares anuales, contando con una presencia del 70%. Sin embargo, el 70% estaba formado por productos de pescado.

Bajo este principio, la productora de alimentos San Fernando decidió lanzar un enlatado de pechuga de pollo para ingresar a este mercado, dominado hasta ahora por los productos marinos.

Para Juan Pablo Klingenberger, Gerente Corporativo de Marketing en San Fernando, el nuevo producto “representa uno de los grandes lanzamientos de la compañía en los últimos años, por dos razones fundamentales: supone un primer paso para convertirnos en la corporación internacional de alimentos que perseguimos; e ingresamos a una nueva categoría altamente competitiva, que es la de enlatados”.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




De esta manera, San Fernando busca diversificar su portafolio y tener una menor dependencia del pollo como commodity (aquellos productos que puedan ser destinados a uso comercial, sin embargo, la característica más importante de estos es que no cuentan con ningún valor agregado, ningún proceso o diferenciación con los productos que se encuentran en el mercado), creando productos de valor agregado.

“El pollo es la carne más consumida en el Perú, y San Fernando es la marca de pollo líder del mercado. Las amas de casa de hoy son mujeres modernas y prácticas, que trabajan y por tanto, pasan mucho tiempo fuera de casa. Gracias a este nuevo producto, ahorrarán tiempo en la preparación de sus platos de siempre”, comentó Klingenberger.

Así también, “es un mercado que demuestra un crecimiento interesante y que debería seguir creciendo puesto que está alineado a las tendencias de conveniencia y salud que busca y exige el mercado, y que San Fernando ha venido trabajando en los últimos meses”.

Además. San Fernando busca a través de esta campaña ser una alternativa competitiva en practicidad y economía a la conserva de pescado, así como de creer entre un 5 y un 10% en el mercado de comida enlatada.

Vía: El Comercio

comments

Autor entrada: Gonzalo Lagos

Deja un comentario