Por qué las marcas de todo el mundo ruegan porque Trump los agreda

Puede que solamente haya estado en su cargo por cuatro semanas, pero ya comenzó a hacer trabajar su magia empresarial.

Al utilizar Twitter para atacar a Nordstrom por retirar la línea de ropa de su hija Ivanka, desató una efusión de amor por parte de los consumidores causando que sus acciones en la Bolsa se elevaran 4 por ciento.

El 3 de febrero, Nordstrom. una cadena de tiendas por departamento de artículos de lujo en los Estados Unidos, anunció que ya no vendería los productos de la hija del Presidente Donald Trump presuntamente por una baja en ventas.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


La compañía tomó la medida luego que Grab Your Wallet, un grupo antiTrump, anunció que en unos días lanzará una campaña que llama a dejar de comprar en aquellos negocios que ofrezcan artículos que lleven la marca Trump.

Pero quizás el mayor beneficiario de la rabia de Trump ha sido su enemigo más odiado: los medios de comunicación. A pesar de ser etiquetado como promotor de “noticias falsas”, “injusto” y de “fracasado”, el New York Times ha visto multiplicarse por diez el índice de sus suscripciones desde las elecciones.

Tan beneficioso es este toque de Midas de Trump que es probable que veamos a más marcas implorando por estar en la mira presidencial. Sin embargo, antes de que cada estratega de marca y ejecutivo de relaciones públicas en Estados Unidos comience a trabajar en su plan de cuatro años para golpear a Trump, hay dos cosas cruciales que deben ser considerados.

Te puede interesar: Cómo sobrevivir financieramente a Donald Trump

Primero, Trump no necesita mucho hostigamiento. Para Arnold Schwarzenegger el hecho que desató la ira del presidente fue simplemente no ser Donald Trump. Se tendrán pocas ganancias mientras se suman el número de personalidades y marcas que están a la altura de este nivel increíblemente alto.

En segundo lugar, hay que ver en quiénes son sus clientes. Mientras que una tienda como Nordstrom tiene su corazón en los Estados Unidos urbanos y anti Trump, la situación para grandes marcas es más complicada.

Una marca como Amazon, sin duda, tiene una mayor necesidad de llegar a los clientes rurales, no metropolitanos, muchos de los cuales estén probablemente molestos con todo lo que suene a liberal.

Jeff Bezos, consejero general de la tienda minorista online, pasó de ser un crítico vocal de Trump durante la campaña electoral a estar “muy entusiasmado” con el nuevo gobierno, según un informe de Business Insider.

Sobre esta base, podemos estar seguros de que copias de clásicos como ‘El arte del trato’ y ‘Piensa como un multimillonario’ siempre estarán en abundancia.

Sin embargo, si los índices de aprobación de Trump siguen siendo tan bajos como lo son (o incluso más bajos) muchos de los que trabajan en la industria de las relaciones públicas estarán esperando en privado a ser el enemigo de este némesis de moda.

En todo caso, son muchos los ejecutivos de relaciones públicas de grandes empresas que estarán orando de rodillas: “Dios mío, por favor deja que Donald Trump ataque a uno de mis clientes”.

Vía: CNN

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments