Seducción, sexo y erotismo como estrategia publicitaria

publicidad

Ya se ha comprobado que el éxito de un negocio ya no se mide por el impacto del producto, sino en qué tan feliz se siente el cliente con la marca. Por eso es muy importante aprender a “seducir” al cliente para fidelizarlo y alcanzar el éxito de la marca.

Por ejemplo, cuando se trata de seducir al consumidor masculino los avisos publicitarios usan insinuaciones eróticas para promocionar sus productos, lo que enormemente ayuda a incitar el consumo. Y esto porque se relacionan intrínsecamente las expectativas de satisfacción del consumidor a las necesidades sexuales por la compra y consumo de un bien.

De tal modo que la gran mayoría de imágenes humanas son de un hombre o a una mujer occidental, joven, de raza blanca, de aspecto atlético en los hombres y con delgadez en las mujeres y, en muchos casos, son presentados casi desnudos, cuya focalización está dirigida a los senos y/o glúteos.

Lee también : La curiosa historia de Victoria’s Secret

Por eso que actualmente la imagen de la mujer se muestra más liberada lo que la convierte vulnerable a transformarse en un objeto sexual.

Erotismo en la publicidad

Así que ahora la publicidad se ha convertido en la herramienta que utiliza la imagen femenina para la venta de productos donde generalmente se encuentra junto al producto que se ofrece y cuya belleza seduce al público en un ambiente de sensualidad y erotismo.

El erotismo en la publicidad ya es una forma de comunicación no personal sobre un producto o servicio que utiliza mensajes con información sexual donde se incluyen escenas de desnudo, imágenes de gran atractivo físico y acompañadas de efectos de edición.

Y si al principio el erotismo fue visto como algo inmoral que atentaba a la dignidad del hombre, hoy se ha vuelto común usar este elemento para captar la atención del cliente en una gran cantidad de campañas publicitarias muy atrevidas.

Otro dato a considerar es que el contenido erótico en un aviso es parte del contexto de la marca en donde el atractivo sexual es un don que se asocia al producto que se la usa para que el aviso sea recordado. No en vano ahora la información sexual eleva el nivel de atención en el avisaje.

En cuanto al mensaje que se transmite en el aviso, si se coloca contenido erótico al mensaje, sin duda que aumenta el nivel de comprensión, mientras que si el contenido sexual no se relaciona con el mensaje actúa más bien como un distractor lo que dificulta la comprensión del mensaje. Por ello que la correspondencia entre el contenido y mensaje erótico es clave para la adecuada interpretación del mensaje.

Como se ha visto, el erotismo en la publicidad usa a la imagen de la mujer por su potencial sexual y de satisfacción erótica, utilizando varios símbolos sugerentes que tienen diversas connotaciones, especialmente la de carácter sexual.

Vía: puromarketing.es
Foto: negrowhite.net

Artículos Relacionados