Date cuenta si tu engagement genera interés o solo distracción

engagement_19_02_2013

A pesar de que escuchamos hablar mucho del engagement, en realidad no siempre es importante. El engagement es importante solo si es verdadero, y segundo cuando lleva realmente a conversiones efectivas.

Entonces, ¿Cómo saber si el engagement que se produce en mi sitio cumple estas dos características?

La falta de filtros y de configuración en Google Analytics es un defecto muy frecuente en los casos que valoramos. La mayoría de las cuentas solo han implementado el código básico de control y dan por hecho que las cifras que observan en adelante son interesantes.

No podrían estar más lejos de la realidad, las cifras sin filtros de tráfico son irrelevantes (más aún si no se han configurado las fuentes de tráfico a través de UTMs y los puntos de conversión específicos).

Cuando la analítica no es planificada y configurada de la manera correcta y observada desde diferentes planos de segmentación, los datos observados no tienen utilidad alguna para tomar decisiones en relación a nuestras inversiones de marketing.

Volviendo al engagement, veamos uno de los defectos de interpretación más frecuentes. Pongamos que hemos realizado algunas acciones y observamos que se incrementan las cifras de páginas por visita y las de duración de la visita. Hasta ahí todo bien.

O tal vez no tan bien. Tener visitantes que se quedan es bueno, ¿pero es en sí un indicador positivo? Muchas personas se quedarán solo con este dato y lo celebrarán sin más.

analitycs_19_02_2013

Si relacionamos en la misma vista el factor de duración de la visita con las conversiones, podemos ver que lo que está ocurriendo en realidad es que traemos personas que navegan pero no convierten. Es decir, los indicadores a simple vista parecían decir algo como “genial, traemos gente de gran calidad que se queda mucho!” y lo que en realidad sucede es “vaya, hemos realizado una campaña que ha traído demasiadas personas que se distraen en nuestros contenidos”. Lo siento, eso no es lo que se dice un granengagement.

¿Cuándo se produce distracción y no engagement real, y cómo podemos resolverlo?

Cuando nos equivocamos en el target. Es posible que hayamos capturado un conjunto alto de visitas que tienen un interés, pero no una capacidad de convertir. Reorientemos la captación o bien analicemos más profundamente ese tráfico para ver que ocurre a lo largo del tiempo (¿vuelve después y compra en posteriores visitas? ¿se convierte en un potencial a medio o largo plazo?).

Nuestras llamadas de atención para la conversión no estén bien construídas. Es posible que el target es correcto, pero nuestros circuitos no estén bien trazados. No obstante, si con anterioridad se mantenía un ratio adecuado de conversión y baja en relación al crecimiento de la duración de las visitas, parecería obvio que este no es el problema. Como todo en analítica, los datos deben ser observados en contexto porque es el único modo de hacerlos útiles.

Fuente: puromarketing.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion