El Social Media Marketing no es ni gratis, ni barato: 5 claves

El Social Media Marketing no es ni gratis, ni barato: 5 claves

El mayor activo que se consume en social media es el tiempo, y éste tiene un valor incalculable. Se precisan horas y horas para el planteamiento de la estrategia, planificación y su puesta en marcha. Posteriormente es indispensable realizar una monitorización pormenorizada, análisis de resultados y readaptación de la estrategia.

Disponer de capital humano especializado. Es necesario que sea un profesional cualificado (o incluso en ocasiones un equipo completo), quien ejerza las funciones anteriormente mencionadas. El coste que supone la contratación de un Social Media Manager puede ser, como poco, el mismo que contratar a un Director de Marketing. Como agravante, contamos con que el social media es una disciplina relativamente nueva, por lo que es más difícil encontrar a profesionales disponibles. En consecuencia, su cotización aumenta y el esfuerzo por conseguirlos es mayor.

Herramientas de trabajo. Como en cualquier otra actividad, todo trabajador precisa de las herramientas adecuadas para desempeñar sus funciones. En el social media no podía ser menos; aquí se hace necesario el uso de herramientas de seguimiento y monitorización principalmente. Si se quiere obtener información fiable, hay que pagar el uso de la versión premium, así como licencias de software y otros.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Externalización de servicios y soporte técnico. Uno de los pilares del éxito en social media reside en la estrategia y diversidad de contenidos; son la fuente que alimentará nuestra comunidad y la hará crecer fuerte y sana. En este sentido, la estrategia de social media puede contemplar la creación de contenidos audiovisuales, tales como vídeos; el desarrollo y mantenimiento de blogs, la creación de aplicaciones; el diseño y envío de mailing. Todas estas acciones conllevan, claro está, un coste económico, que la empresa deberá tener en cuenta en su partida presupuestaria para poder asumirlo.

Inversión en formación continua. Estamos ante un sector sumamente dinámico, donde hay que innovar cada día en este y evolucionar. De un lado surgen constantemente nuevas funcionalidades, nuevas plataformas sociales o nuevos cambios en las ya existentes, tomemos como ejemplo a nuestro bien estimado Facebook y el giro teatral que ha dado a los perfiles de empresa con su nuevo Timeline.

Contratación de publicidad convencional. A menudo se da el caso de que una campaña en redes sociales requiere, para dar mayor impulso, de una promoción a través de los canales mediáticos convencionales. Sí, esto sucede y es altamente recomendable si se quiere conseguir el efecto esperado y estos, en modo alguno son gratuitos.

Fuente: Puro Marketing

{fcomment}

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion