Empresas: Integrar el canal online en la estrategia de marketing

La integración entre la estrategia tradicional y el aprovechamiento de los medios online es uno de los principales quebraderos de cabeza de las empresas.La irrupción de Internet ha generado en muchos sectores una importante ansiedad por emular las mejores prácticas y el éxito obtenido por las mejores marcas.

La agencia de marketing ADN nos presenta un decálogo con las mejores prácticas y aspectos vitales que garantizan a una empresa la integración de las herramientas online en su estrategia de marketing y ventas.

– Internet no es un mundo paralelo. En este caso, entender la naturaleza del canal online. La tendencia más generalizada es verlo como un mundo paralelo, lo que lleva a separar la estrategia en dos líneas de acción o, lo que es peor, a diseñar dos estrategias diferentes, no siempre coordinadas.

– Los atributos de la marca deben ser iguales en los dos ámbitos. Una de las claves de una buena estrategia de marketing se basa en conocer en profundidad las fortalezas de cada marca, de su producto o servicio. Pueden ser fortalezas racionales o emocionales.

– Internet ha llegado y ha cambiado las reglas del juego. Es imprescindible ver Internet sin miedo y con la seguridad de que los cambios que ha introducido van a ser permanentes, con o sin crisis. Hace cuatro años no existía el iPad y ahora hay compañías que reciben más visitas a sus páginas web a través de dispositivos móviles que por el ordenador.

– Qué quiero hacer en Internet. Antes de diseñar una estrategia digital, todas las compañías deben tener claro quién quieren ser en el mundo de Internet y cómo lo van a utilizar: como canal de comunicación, canal publicitario, nuevo canal de ventas, etc. Lo importante es saber cómo encaja un producto o servicio en el canal online.

– Conocer bien las herramientas online. Es indispensable saber cuáles utiliza el target de la empresa y cuáles pueden ser útiles en la ejecución de la estrategia de marketing, sólo de esta forma se podrán adaptar a los objetivos de la compañía y optimizar al máximo su uso.

– Vigilar a la competencia y diferenciarse. Es importante analizar los pasos que da la competencia, saber dónde y cómo se mueve, y utilizar esa información para buscar la diferenciación, ocupar otro territorio y hacerlo propio buscando la generación de valor.

– Medir y corregir sobre la marcha. Una de las principales ventajas de Internet es que permite realizar un seguimiento continuo e introducir las correcciones y cambios necesarios en pocas horas. Esto permite hacer cambios en menos de 24 horas y ajustar la estrategia cada vez más hacia la consecución de los objetivos propuestos.

Fuente: Puro Marketing

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion