Errores en las estrategias de marketing online

No se puede negar el poder de Facebook, el que con sus ya 750 millones de usuarios se ha convertido en una plataforma de gran utilidad dentro de las estrategias de comunicación, marketing y comercialización tanto de pequeñas como grandes empresas.

Aunque las cifras pueden ser consideradas un aspecto clave e importante para lograr atraer a las pymes y que estas inicien su aventura en los medios y redes sociales, pocas saben realmente cómo hacerlo con eficacia. Para ayudar en este aspecto y no caer en tópicos y prácticas equivocadas, destacamos algunos errores más frecuentes y comunes en las estrategias de marketing a través de Facebook y cómo evitarlos.

No tener un plan de marketing claro: Si hemos creado una página en Facebook, es buen momento para evaluar qué estamos esperando de ella. Establecer objetivos claros es obligatorio como así plantearnos algunas preguntas, como pueden ser cuántos fans queremos, para qué los queremos, cómo hacerlo, quién lo hará o con qué frecuencia podremos actualizar la página, son aspectos básicos a tener en cuenta.

No saber la diferencia entre un perfil personal y una página de negocios: Existen grandes diferencias entre uno y otro, y es importante conocerlas para no ir contra las políticas de Facebook. Un perfil personal es la cuenta de un individuo, en tanto que las páginas son utilizadas por empresas y marcas con fines de promoción. Otra distinción importante, si tenemos una página en Facebook, tenemos fans. Si tenemos perfil personal, tenemos amigos, con lo que no podemos pedirle a un cliente potencial que sea un amigo en “Facebook”, pues va contra toda lógica.

No responder a las publicaciones en el muro: Recuerde que Facebook es sinónimo de interacción, por lo que es importante que respondamos rápidamente a todos los clientes potenciales que nos hagan preguntas en el muro. Cuanto más rápido respondamos, mayor será la probabilidad de conversión de clientes. Debemos ajustar la configuración de la página para que nos notifique por correo electrónico cada vez que alguien haga una publicación en ella.

No mantener actualizada la página con regularidad: No debemos crear una página y dejar que se pierda, sino que debemos actualizarla con nuevos contenidos al menos dos veces a la semana. Esto ayudará a mantener a los fans comprometidos e interesados en la marca.

Publicación de contenido de mala calidad: Si algo hace que se deteriore la relación con un cliente potencial es el contenido pobre. Los consumidores buscan información útil, así que debemos preguntarnos cómo nuestro contenido puede beneficiar a nuestros fans antes de publicar algo.

No promocionar bien la página: Muchos propietarios de pequeñas empresas no son conscientes de las formas que pueden emplear para promover su página de Facebook. Para comenzar, tiene una opción de publicidad que permite adquirir anuncios relativamente baratos. También es posible comprar un patrocinio de mensajes, por ejemplo, si hemos escrito sobre 20 estrategias para seleccionar el mejor seguro de auto, se puede aprovechar ese mismo mensaje para difundirlo a través de su plataforma de publicidad y patrocinio. También se debe crear un enlace en nuestra página web hacia Facebook.

Vía: Marketing Directo

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion