Lecciones publicitarias de grandes empresas: 4 claves

Lecciones publicitarias de grandes empresas: 4 claves

Un fracaso publicitario se puede producir debido al mal estudio de mercado o la mala elaboración de la idea principal de difusión, ambos hechos inciden en que los clientes o consumidores no se sientan atraídos por un determinado producto, guiándolos hacia la competencia.

Ahora te mostramos cuatro marcas que han tenido que lidiar con el fracaso publicitario:

iPhone 4: El fracaso del secreto de este teléfono inteligente se produjo gracias a un ingeniero despistado que olvidó el móvil en un bar, y éste llegó a las manos de los bloggers de Gizmodo antes de lo previsto por Steve Jobs. Además de esto, el teléfono presentó fallas técnicas en la antena, a lo que Jobs sugirió una solución muy poco ortodoxa.

KFC: La cadena de comida rápida Kentucky Fried Chicken (KFC) anunció en el programa de Oprah Winfrey una promoción nunca antes vista, la cual consistía en el lanzamiento del nuevo pollo a la parrilla. Para esto, se solicitó a los televidentes descargar cupones para canjearlos en las cajas del recinto, pero los encargados de la difusión de este producto no tomaron en cuenta de que el programa de Wifrey es uno de los más visto de Estados Unidos, por lo que más de 10,5 millones de cupones fueron descargados a través de Internet. La empresa no dio abasto ante tanta demanda y dio por finalizada la promoción, hecho que generó la molestia no solo de los consumidores, sino que también de las cadenas de TV que transmitieron la promoción.

Pepsi: Pepsico lanzó en Estados Unidos la nueva imagen de su producto estrella. La eterna competencia de Coca Cola, invirtió cerca de 1.200 mdd en la elaboración del nuevo logo, buscando renovar el posicionamiento de la marca por una más fresca y actual. Hasta el momento, la nueva imagen de Pepsi no ha logrado ir más allá de Canadá, y a diario se reciben innumerables críticas por parte de consumidores y profesionales del diseño.

Kin de Microsoft: El lanzamiento del teléfono móvil de Microsoft fue, sin duda, uno de los abocados al fracaso, debido al desastroso nivel de ventas en Estados Unidos, el cual no superó las 1.000 unidades.Kin no contaba con Windows 7 Phone, juegos, flash, aplicaciones y, además, su tarifa era bastante elevada y tenía poca capacidad de almacenamiento.Ante esto, Microsoft se unió a Verizon para rematar cualquier excedente de stock disponible de estos móviles, abocándose hacia Windows Phone 7, la última gran carta de la compañía.

Fuente: Alto Nivel

{fcomment}

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion