Los pecados capitales de las marcas en el social media: 11 claves

Los pecados capitales de las marcas en el social media: 11 claves

Cada día hay más y más marcas esforzándose seriamente por tener éxito en las redes sociales. Prueban nuevas formas de interactuar y atraer a los consumidores con todo tipo de estrategias, como checkouts, publicidad en medios tradicionales, vídeos virales, etc.

 Todo vale para encontrar la mejor forma de conectar con los usuarios en las plataformas sociales.Pero, ¿qué pasa cuando las cosas no salen tan bien? En su objetivo por estar en los social media, muchas marcas, y grandes marcas, han cometido errores imperdonables.

1. Lanzar especiales todo el tiempo. En un intento de conseguir que el consumidor se mantenga fiel, las marcas a veces se exceden lanzando ofertas especiales en los social media.

2. Esperar a que venga la gente. Hay marcas que crean su perfil en una red social y simplemente se sientan a esperar a que lleguen los consumidores. No hacen nada por interactuar, crear un diálogo o aprovechar otros canales para difundir su presencia social.

3. Lanzar concursos y juegos todo el tiempo. El problema es que en ocasiones se ha hecho demasiado, y la marcas tienden a lanzar demasiados juegos y concursos que terminan diluyendo sus relaciones con los usuarios.

4. Bloquear el feedback negativo. Muchas marcas suelen bloquear o ignorar el feedback negativo que reciben de los usuarios. Por miedo, o desconocimiento de los medios sociales, tienden a borrar o a esconder los comentarios negativos de los usuarios.

5. Notas de prensa en los social media. Las marcas muchas veces olvidan la naturaliza conversacional de las redes sociales, en las que hay que apostar por la brevedad y las historias interesantes, que captan a los usuarios de forma mucho más efectiva.

6. Esperar 24 horas para responder. Hay marcas que tardan mucho en responder a los mensajes de sus seguidores porque sólo comprueban sus perfiles una o dos veces al día.

7. No conectar los canales. Es un clásico entre las marcas que los distintos canales sociales se traten de forma independiente. El problema llega cuando las acciones que se desarrollan en cada uno de ellos son totalmente diferentes, o no concuerdan, y reparar esa imagen de desorganización no es nada fácil.

8. Fisgonear en los perfiles de los clientes. Está bien utilizar herramientas que rastreen el comportamiento de los clientes en los social media, pero da miedo cuando una marca te sorprende con una oferta basada en estos rastreos.

9. Dejarlo pasar. Algunas marcas creen que cuando se alcanza una masa crítica de seguidores ya se puede dejar que los social media sigan su propio curso. El problema es que ese curso puede tomar el camino equivocado.

10. Centrarse en los “me gusta”. Centrarse demasiado en la obtención de “me gusta” ha resultado en una devaluación del botón y, por tanto, un ROI más bajo.

11. Esperar a que pase. Todavía hay marcas, especialmente en el área financiera, que están esperando a que termine la moda de las redes sociales.

Fuente: Marketing Directo

{fcomment}

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion