Marketing digital: Pautas y Principos (Parte 3)

Sin embargo, la manera en cómo emplear y aprovechar el marketing digital sigue siendo un pendiente en las estrategias de las empresas, ya que el envío de correos electrónicos, sobre todo el llamado spam, continúa como la principal opción para llegar al consumidor con 77%; le sigue el manejo de cuentas en redes sociales con 75%, la publicidad dentro de las mismas redes con 69%, la publicidad en buscadores con 67% y los banners en diferentes portales con 60%.

 13.- Desarrolla una relación más cercana con la verdad

Actualmente los consumidores que recurren a Internet para informarse antes de realizar una compra no pueden ser engañados y pueden verificar fácilmente si lo que ofreces es realmente cierto o es solo una exageración para vender. Ante esto, solo queda ofrecer la verdad, sin esconder o ignorar los defectos de tu producto; hablar claro y sencillo, adoptando el nuevo lenguaje de transparencia de sus clientes; aprender a lidiar con las críticas, que ponen al descubierto los errores; y mostrar humildad.

14.- El consumidor tiene el control… por ahora
Hasta hace unos años los consumidores basaban su decisión de compra en la publicidad emitida por las marcas, hoy los papeles se han invertido y esos anuncios apenas tienen poco peso en las razones por las que un cliente compra tal o cual producto. Los consumidores conectados realizan una serie de actividades previas a la compra que les permiten comparar, consultar y hasta previsualizar su adquisición. Ante esto, dependerá de los mercadólogos si deja que el cliente siga controlando sus prospectos o si incrementa sus presupuestos para que la experiencia que ofrece se cumpla.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




15.- Aprovecha el poder del ahora
Hay mucho más mercado para las cosas que podemos tener en el momento, que para las cosas por las que hay que esperar, y en este sentido los productos elaborados con bits tienen una gran ventaja: la posibilidad de satisfacer instantáneamente una necesidad. Sin embargo, existen industrias, como la de la música y el entretenimiento, que desaprovechan esta oportunidad al no pensar en nuevos modelos de negocios basados en estas características. Dejar pasar la oportunidad de entregar satisfacción digital al instante puede ser su error más grande.

16.- Lo aburrido no es aburrido en el momento de la verdad
En el momento en que un consumidor necesita de tu producto o servicio, éste deja de parecerle aburrido y está dispuesto a conocerlo a fondo, situación que anteriormente pudiera ser visto como poco probable, pero ahora con los motores de búsqueda es más sencillo identificar a las personas que necesitan lo que estás ofreciendo. Anteriormente, por ejemplo, las aseguradoras gastaban miles de recursos en enviar montones de folletos de prestigio y hacer llamadas con altos costos, pero ahora han logrado altísimos y nuevos niveles de eficiencia.

17.- Adaptación no es sólo traducción
Hoy, los medios digitales permiten a las empresas vender en cualquier parte del mundo, sólo si sus mercadólogos aguantan el paso. Además, necesitas entender que esta facilidad para atravesar fronteras comerciales no quiere decir que no investigues a este mercado. La traducción es sólo el principio. La presencia en la red debe sentirse como si hubiera sido creada en el país y para los usuarios del país.

18.- Sólo porque es digital no significa que sea mejor
Más vale que las empresas que piensan en desarrollar nuevos sistemas digitales para atención al cliente cuiden que la digitalización signifique que la calidad de su servicio aumente, no que baje, ya que es común en algunos sectores que la llegada de la era digital supuso más contrariedadres que soluciones para algunas industrias. Si ofreces un servicio financiero, y tus clientes visitan tu sitio sólo una vez al año para renovar, piensa cuidadosamente cómo es el acceso. Nadie recuerda una contraseña que no usa durante un año.

19.- Toda táctica de guerra está basada en la persuasión
Contrario al marketing tradicional, las estrategias de mercadotecnia digital deben guardarse en secreto y no compartirse, como en la milicia, donde la estrategia se basa en el secreto y el subterfugio. Si bien los directores de mercadotecnia están acostumbrados a contarle al mundo sobre sus estrategias de mercado, ahora no es recomendable, ya que la forma de cómo actuar se convierte en un diferenciador, mientras que en la era de la televisión esto estaba bien, dado que las estrategias de medios no variaban más del 10% de una marca a la otra.

Regresar a: Parte 1, Parte 2

Fuente: alto nivel

comments

Autor entrada:

Deja un comentario