Posicionamiento web: ¿mito o realidad?

posicionamiento-producto-web

Desde la irrupción de internet en el mercado, el posicionamiento de una marca o producto en este soporte virtual ha sido uno de los objetivos más buscados por las empresas. A partir de esto es que se han creado estrategias de posicionamiento. Es claro que uno de los fines primeros de esta estrategia es aparecer entre los primeros resultados del buscador.

No deja de ser cierto que Google tiene un funcionamiento lógico, pero muchas veces esta normalidad está más cercana a un actuar extraño. En varias oportunidades sin quererlo damos a nuestras marcas un posicionamiento (una imagen) no deseada que puede ir en nuestro desmedro. A continuación señalaremos ciertos mitos que giran alrededor del buscador más famoso.

Debes estar sí o sí entre los primeros resultados

Todos anhelamos aparecer dentro de los primeros resultados de Google, pero creer que si no lo hacemos ello supondría la muerte de nuestra marca es un error. Uno puede llevar incontables visitas a su web muy a parte de lo que designe el buscador. ¿Cómo? Pues hay varias herramientas para este objetivo: las redes sociales, Youtube, publicidad offline, email marketing, Google Adwords son unas de las alternativas que se nos ofrecen ante este panorama. Por lo tanto, uno no debe caer en la desesperación si no aparece entre los primeros resultados. El posicionamiento puede llegar por otras vías.

La superstición de las palabras clave

Uno de los errores más frecuentes es creer que las palabras clave lo son todo. No hay nada más falso que ello. Aquí habría que repetir una de las grandes verdades del mundo del mercado: la calidad es lo más importante. Imaginemos que cientos de personas ingresan en nuestra web, pero al no encontrar nada de valioso no hace click en otros enlaces. Esto lleva a que Google pueda tomar esta acción como un rebote, lo cual es negativo para nosotros, ya que llevaría a nuestra página entre las últimas opciones. Google advertirá que en tu web no hay nada de valioso.

Saber dosificar: saturar con demasiada optimización es irritante

¿Qué sentirías si de manera estridente alguien grita incontrolablemente en tu oído? ¿Te irritan los “volanteros” o los cobradores de combi que sólo conocen el lenguaje de los gritos? Algo similar sucede cuando todo el diseño web de una página está destinado al posicionamiento de una marca: sofocas a tu potencial cliente, no lo dejas respirar. Muchas veces este excesivo posicionamiento (tanto en las imágenes utilizadas como en lo textual) llega a ser un simple contenido vacío. Quienes lleguen a tu página no encontrarán nada de valor e inmediatamente te descartarán. ¿Eso es en realidad lo que buscamos?

Vía: asktutorial.com

Deja un comentario