Ten cuidado con las malas practicas en la web (Parte 2)

Hoy he querido mostrarles algunos ejemplos de malas prácticas a evitar por parte de las empresas cuando hablan o se relacionan con clientes y visitantes en redes sociales, en webs de recomendaciones de negocios, etc… Presten atención para no cometerlas.

 No admitir las críticas no tan buenas: Es preferible mostrar a los clientes tu capacidad de escucha, autocrítica y actitud resolutiva en lugar de perder clientes por una postura intolerante frente a las críticas constructivas. Asume estas críticas como una oportunidad para aprender y mejorar y, sobre todo, para recuperar clientes a los que no les has gustado.

Traspasar la delgada línea del spam: Hay que calcular bien las comunicaciones que lanzamos y usar el sentido común a la hora de valorar qué queremos contar y con cuánta periodicidad. Hay que tener en cuenta que la tolerancia de los usuarios y clientes hacia informaciones de marca es menor que la que tienen hacia la información de amigos y conocidos: no tienen necesidad de saber de nosotros todo el día.

Obsesionarse con los “trolls”: El troll (provocador intencionado, reconocido fácilmente por usuarios y lectores en Internet) no merece muchas más atenciones por parte de la empresa que la mínima y necesaria.

Descuidar el tono de comunicación: Es importante cuidar el tono de comunicación y respuesta y dedicarle el tiempo que sea necesario hasta que demos con la fórmula o equilibrio que nos deje contentos.

“Comprar” opiniones: una cosa es ofrecer descuentos, promociones o un obsequio especial de cara a fidelizar a los clientes, y otra dar ofrecer premios a cambio de opiniones, checkin y demás. Lo primero es absolutamente recomendable, pero lo segundo solo generará mercenarios en busca del “premio” que acabarán generando ruido y una reputación con pinta de estar comprada y no ser veraz de cara al resto de usuarios.

Regresar a: Parte 1

Fuente: muypymes

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion