Ten cuidado de no arruinar tu reputación en las redes sociales

Las redes sociales como Facebook, Twitter y Google nos permiten conectarnos con los grandes jugadores del mercado. Pero si se usan incorrectamente, éstas pueden convertirse en plataformas peligrosas que arruinan la reputación de una persona o de una marca.

Te presentamos cinco formas en las que los usuarios de social media pueden destruir su reputación, así como tips para evitar estos errores:

1. Posts aburridos

Un post aburrido es todo aquel que no tenga una personalidad única o una perspectiva. Darle un nuevo giro u óptica a un tema gastado o romper con el estatus quo es lo que llama la atención de los usuarios que reciben cientos de mensajes al día. Así es que pregúntate a ti mismo cómo puedes imprimirle tu carácter o tu sentido del humor a cada mensaje que publiques en una red social. Finalmente, ésta es la esencia del branding; lo último que quieres es ser fácil de olvidar.

2. Faltarle al respeto a los demás

Las redes sociales no son el lugar para arreglar problemas con otras personas. En realidad, es prácticamente lo mismo que gritarle insultos a alguien en público o subirle la voz al empleado de una tienda. Sí, llama la atención de los usuarios, pero éste no es el tipo de atención que quieres recibir.

Desafortunadamente, conforme más escalas en las redes sociales, más personas te tiran piedras. Pero no intentes resolverlo en público; simplemente borra el comentario, bloquea a la persona y decide si quieres atender el problema en privado o dejarlo ir.

3. No promover a los demás

Cuando se trata de construir tu negocio y de desarrollar una red de contactos poderosa, debes desarrollarte una reputación de alguien que destaca el trabajo ajeno. Esto no sólo te permitirá darle crédito a los demás por sus logros, también comunica que tienes la suficiente seguridad en ti mismo como para promover a otros en tu industria. Una forma efectiva de destacar a los demás es que cuando alguien te da un buen consejo, publícalo en Facebook y Twitter y etiquétalos en los comentarios o recomiéndalo en LinkedIn.

4. No responder los comentarios

No responder a los comentarios en tu blog o en social media no es para nada distinto a iniciar una conversación con alguien y luego ignorar su respuesta. Monitorear constantemente todos los comentarios y las preguntas puede consumirte mucho tiempo, pero aunque sea publicar un comentario de seguimiento por post puede demostrar que te importa y que estás comprometido con ellos.

5. Ser etiquetado en fotos cuestionables

Casi todos hemos sido etiquetados en una foto que debería llamarse “No es lo que parece”. Aunque las fotos pueden ser algo muy divertido, debes pensar dos veces antes de permitir etiquetarte en imágenes cuestionables. Como dueño de un negocio, debes tener siempre en mente cómo quieres ser percibido en público. Elimina las etiquetas de este tipo de fotos.

Tu mejor aliado para crear imágenes que atraigan al público que te interesa es simplemente usar el sentido común.

Fuente: soyentrepreneur.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion