10 cualidades que se necesita para vender una idea de negocio con éxito

La clave a la hora de vender una idea reside en gran medida en la destreza de saber presentar un argumento coherente, además se otros consejos que te ayudarán a aumentar tus posibilidades de éxito.

En un artículo publicado en la revista Forbes, una de las principales razones que el 80% de startups fracasan en los primeros 18 meses, no tiene nada que ver con la falta de financiación o de posicionamiento de la marca personal, sino más bien con la falta de comunicación.

Por lo tanto, una vez que un emprendedor ha entendido que lanzar una idea o proyecto, es esencial que el discurso resulte convincente y saber demostrar la capacidad de transformar una idea de negocio en algo capaz de persuadir hasta a los inversionistas más exigentes.

Lo cierto que emprender es una acción que requiere visión, inteligencia, fuerza, pasión, disciplina, perseverancia, negociación y compromiso. Así que para vender el proyecto y que tenga éxito, echa un vistazo a estas 10 cualidades que son los cimientos para superar cualquier tipo de adversidades dentro del mundo emprendedor:

1. Fuerza

Se necesita fuerza física, pero también fortaleza mental para iniciar algo. Sin fuerza mental suficiente, no se puede externalizar las ideas para canalizarlas y volverlas realidad. Así que hay que juntarse con personas que tengan no sólo más fuerza mental, sino que puedan ser un grupo unido.

2. Visión

Es la capacidad de detenerse y realizar un ejercicio de introspección para que se pueda destacar qué es lo que hace falta en el entorno y poder visualizar esa carencia convertida en negocio. El tener una visión periférica en los proyectos hará encontrar un nicho específico en el mercado al que se desea dedicarse y comenzar a ofrecer productos o servicios.

3. Inteligencia

Si bien el CI puede ser no tan brillante como el de los grandes científicos que ha dado el mundo, no se trata solo de eso, se trata de rodearse de personas inteligentes que ayuden a mantener y crecer el proyecto, personas que tengan diferentes habilidades e inteligencias emocionales para poder desarrollar un proyecto novedoso o un servicio útil, necesario y con miras al progreso.

4. Pasión

Dentro de las muchas habilidades que se requieren para emprender un negocio, se necesita sentir pasión por el negocio, sentir un anhelo vehemente de que la empresa triunfe y que se sienta que pagan por hacer lo que se disfruta.

5. Flexibilidad

Un emprendedor rígido puede quebrarse pronto, pero si tiene la resistencia suficiente para cambiar, probar, innovar, darse permiso de equivocarse y así permanecer con entereza durante las tormentas y con plasticidad heroica, logrará su cometido.

Te puede interesar: 5 consejos para tener el éxito de los mejores CEO del mundo

6. Disciplina

La disciplina son los pasos que siguiéndolos correctamente llevan a determinados resultados. Se puede tener mucha inteligencia, una gran visión, extraordinaria perseverancia, pero, si no hay disciplina, de nada servirá. La disciplina es aquella cualidad que hace que los japoneses perfeccionen su método y logren la calidad.

7. Perseverancia

Quien emprende un negocio, inicia un camino difícil, pero si se persevera se alcanzará lo que se proponga y ahí estará el dulce sabor de la victoria. El mundialmente famoso jugador de basketball, Michael Jordan, reveló en una ocasión lo siguiente: “he fallado más de 9.000 tiros en mi carrera, he perdido casi 300 juegos, 26 veces, han confiado en mí para hacer un tiro ganador y he perdido, he fallado una y otra y otra vez en mi vida y es por eso que tengo éxito”.

8. Calidad

Las personas están expuestas a un exceso de información en la actualidad y precisamente por ello, la competencia puede aplastar si no se brinda calidad en el producto o servicio. El fundador de la compañía chocolatera Hershey, de nombre Milton siempre recalcó: “dales calidad, es el mejor tip de publicidad que existe”.

9. Negociación

Cuando una persona inicia un negocio con miras a crecerlo, fomentarlo y expandirlo, difícilmente permitirá que si las aguas están turbulentas con sus clientes, le lleguen también a su emprendimiento. Por eso, todo emprendedor debe realizar intercambios inteligentes con sus clientes.

10. Compromiso

Una persona emprendedora debe comprometerse no sólo con su proyecto, sino también con las personas que han creído en él mismo. Esto obliga a tomar conciencia de la valía del desarrollo de su trabajo para permanecer fiel y lograr los objetivos.

Vía: Entrepreneur

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL