5 claves para romper las reglas del marketing

5 claves para romper las reglas del marketingLas reglas son una pista en el camino hacia el éxito, pero no garantizan de ninguna manera la llegada a la meta. En el mundo de los negocioshay reglas  pero nadie dice que éstas no puedan romperse.

Social Media Explorer recoge a continuación algunas normas de marketing que, en ocasiones, merece la pena romper:

1. Obsesionarse con un objetivo: En lugar de obsesionarse con un determinado objetivo, es mejor obsesionarse con el cliente. Para conquistar la cima del éxito empresarial, hay que prestar atención a las necesidades del cliente. Son estas necesidades las que finalmente conducirán a su meta a la marca. Si la marca se empeña en centrarse única y exclusivamente en su objetivo, corre el peligro de desconectar con el cliente, que es al fin y al cabo lo más importante.

2. Guiarse por fórmulas matemáticas: En el marketing, hay determinadas fórmulas matemáticas que dicen que debemos publicar sólo determinados número de tweets a la semana o que la longitud de los posts de nuestro blog no debe superar un determinado número de caracteres. Sin embargo, para triunfar en el marketing, y más en el marketing en las redes sociales, la clave no está en las fórmulas sino el valor aportado por la marca al consumidor.

3. No interactuar con el consumidor sin conocer los objetivos de la marca
Fijarse determinados objetivos en el marketing siempre es positivo pero de nada sirve tener una meta cuando la marca no logra lo más importante: cambiar de alguna manera el universo del consumidor.

4. La misión de la marca es llegar a la mente y al corazón del consumidor: Éste es el objetivo último de toda marca, pero no algo que se consiga de la noche a la mañana. Para conquistar la mente y el corazón del consumidor, se necesita tiempo. Además, será la actitud mostrada por la marca la que más influya finalmente en la conquista de la mente y del corazón del consumidor. Para recibir, antes hay que dar.

5. Desarrollar un plan de marketing y seguirlo a pies juntillas: El verdadero valor de un plan de marketing en analizar dónde está la marca, quién es la marca, quiénes son los consumidores de la marca y qué quieren los clientes de la marca. Sin embargo, y puesto que el plan de marketing tiene la mirada depositada en el futuro, tiene que ser necesariamente flexible. Necesita evolucionar constantemente, puesto que el ambiente en el que se desenvuelve a diario la marca también es eternamente cambiante.

Fuente: Marketing Directo

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion