5 lecciones de vida en el marketing

marketing-

Muchas veces los planes de marketing de una empresa tienden al fracaso. Para evitar esto, aquí te presentamos las cinco lecciones de vida de Drayton Bird en el marketing. Drayton es un reconocido ejecutivo de marketing y autor de varios libros de esa especialidad. De joven quiso ser un escritor, a pesar de que sus padres no estaban de acuerdo, se convirtió en asistente del editor de una pequeña revista de negocios, luego pasó por el mundo de la publicidad y llegó a convertirse en director creativo de una agencia de publicidad muy reconocida en Londres.

Estas son las cinco lecciones que condujeron a Drayton al éxito profesional:

1. Casi nadie estudia

Se cree que el marketing es una profesión, pero parece que no. La mayoría de empresas no capacita a los empleados que se dedican al marketing y más bien se van formando en el camino. Sin embargo, esto es un error, lo mejor es seguir estudiando, la autocapacitación constante es la clave del éxito y, con seguridad, es lo que te distinguirá de tus colegas.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


2. Casi siempre el marketing falla porque quienes se dedican a esto no miden los resultados de sus inversiones

Podría creerse incluso que no están los suficientemente capacitados para hacerlo. Sin embargo, no saber lo que tu dinero produce es como conducir un auto con los ojos vendados. A veces solo miden el éxito de su trabajo preguntándoles a su esposa o sus amigos si su trabajo les gustó o no, cuando lo más adecuado es desarrollar planes de medición y actuar a partir de sus resultados.

3. La mayoría de personas que hacen marketing confunden la creatividad y el entretenimiento con la eficacia

Es una error muy natural debido a que el marketing usa medios de comunicación que lo que básicamente hacen es entretener o divertir (televisión, radio, revistas e internet). La publicidad no es una subcategoría del entretenimiento. No debes buscar que las personas que ven tu publicidad digan “que buen comercial”, sino más bien “quiero comprar eso”.

4. Quienes hacen marketing suelen seguir la moda ciegamente

Como no suelen medir, no pueden evaluar el impacto de sus acciones. Hoy la moda son las redes sociales. Pero las estadísticas dicen que el marketing por correo electrónico es un 40% más efectivo en ventas que Facebook y Twitter juntos, sin embargo, los mails se aprovechan poco. No siempre debes ver lo que tus competidores hacen, sino lo que tus consumidores hacen, experimentar lo que viven tus clientes para así saber lo que ellos quieren.

5. Nada conduce al fracaso más rápido que el propio éxito

Cuando una empresa crece de manera muy rápida, es común que quienes se encargan del marketing comiencen a pasar más tiempo en reuniones para hablar sobre nuevas estrategias o realizando actividades entretenidas (jugar golf o tenis) patrocinadas por sus nuevos aduladores de la empresa, de esta forma, pierden contacto con la realidad económica de sus clientes, que pueden estar pensado en cómo llegar a fin de mes. Para mejorar esto, debemos comportarnos como clientes, comprar tu propio producto, enviar un mail a tu empresa a ver qué pasa. Se debe hacer lo mismo con la competencia y ver si ellos lo están haciendo mejor que tú para reconocer tus fortalezas y debilidades.

Vía: Drayton Bird

Artículos Relacionados

comments