Campañas desastrosas con códigos QR: 10 ejemplos

Campañas desastrosas con códigos QR: 10 ejemplos

Hoy en día, es difícil no toparse con alguno de estos crípticos dibujos en blanco y negro a lo largo del día. Sin lugar a dudas, los códigos QR son una excelente plataforma de marketing para las empresas, pero algunas se muestran más bien torpes con esta novedosa fórmula promocional.

Para demostrarlo, Creative Guerrilla Marketing recoge a continuación algunos desastres cometidos en acciones publicitarias con códigos QR:

1. El código QR “para hormigas”: Antes de lanzar una campaña con códigos QR hay que asegurarse de que el código es lo suficientemente grande como para poder escanearlo.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




2. El código QR emplazado en el lugar equivocado: El código QR debe emplazarse en un lugar que atraiga al público objetivo de la marca.

3. El código QR emplazado en una web móvil: Si para escanear un código QR se necesita un smartphone, ¿qué sentido tiene emplazarlo en una web móvil?

4. El código QR sin fundamento: Para animar al usuario a escanear el código QR, hay que apostar por textos atractivos.

5. El código QR “indiscreto”: Tener que escanear la camiseta de una persona para acceder a un servicio de acompañantes no es precisamente “discreto”.

6. El código QR multiplicado por tres: Si su contenido es el mismo, ¿por qué abrumar al usuario con tres códigos QR?

7. El código QR para agacharse: Si el usuario tiene que hacer el esfuerzo de agacharse para escanear el código QR, ¿merece realmente la pena la campaña?

8. El código QR en el inodoro: No sólo hay que abrir la tapa del inodoro para ver este código QR, sino que para obtener el ángulo adecuado para escanearlo hay que hacer verdaderas contorsiones.

9. El código QR peligroso: ¿Tiene que correr el usuario detrás del autobús para escanear el código?

10. El código QR que no para de moverse: Definitivamente, mejor no poner a prueba la paciencia del usuario.

Fuente: Marketing Directo

{fcomment}

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion