¿Cómo calcular la inversión de su campaña de marketing?

Inversión

No hay que olvidarnos nunca de las cifras. El marketing representa, también, una inversión de nuestra empresa. Y como inversión que es, esperamos obtener beneficios a través de él. Aunque no cabe duda alguna que resulta complicado sacar cálculos mentales sobre los beneficios y costos de nuestro plan de marketing puesto en práctica. Debe ser, por cierto, la inversión más difícil de cuantificar en números comunes. Toda una proeza que a muchos empresarios los embarga. ¿Cuál es la ruta correcta para identificar cuáles deberían ser los presupuestos para el marketing de nuestra empresa? A continuación, algunas ideas que lo ayudarán en esta labor.

Diversas empresas se encontraron en la misma incertidumbre que ahora pesa sobre usted. Para ello, los mercadólogos elaboraron el denominado rendimiento de marketing (ROI por sus cifras en inglés). Este rendimiento se halla a través del siguiente axioma:

ROI = Rendimiento neto de la inversión en marketing / Costo de la inversión en marketing

Suscríbete a nuestro boletín informativo


El costo de la inversión en marketing es sencillo de calcular. Hallaremos cuánto nos costó idear el plan de marketing, así como el desembolso realizado para las campañas y la publicidad en los diferentes medios de comunicación. Lo que sí es menos visible para nosotros es el rendimiento neto de la inversión en marketing. ¿Cómo podemos cuantificarlo?

Por regla general, las empresas han encontrado que este rendimiento puede ser evaluado siguiendo estos tres principios: conciencia de marca, ventas y participación de mercado. Tal vez al pensar en ventas, se nos haga más sencillo establecer el rendimiento neto de la inversión en marketing. Si nuestra campaña responde con buenas ventas, podremos fácilmente cuantificar con números positivos nuestro rendimiento neto. Sin embargo, no siempre es así.

En ocasiones, nuestras ventas a corto plazo no son del todo positivas como esperábamos alcanzar con nuestra campaña de marketing. Pero, eso no significa que hayamos obtenido un rendimiento neto negativo. Las campañas de marketing también ayudan a consolidar el buen nombre de la marca, lo que puede conllevar a potenciar el rendimiento de por vida del cliente, que no siempre guarda relación directa con el corto plazo. Tal vez, nuestra campaña de marketing haya ingresado con fuerza a las nuevas generaciones, que si bien no son los consumidores inmediatos, si juegan un papel importante en las ventas a futuro.

Por ello, no hay que caer en el facilismo de evaluar nuestro rendimiento de marketing con el simple incremento de las ventas. Más vale tener en cuenta los tres aspectos mencionados (conciencia de marca, ventas y participación de mercado) al momento de hacer nuestras cuentas de evaluación de nuestra última campaña de marketing.

Vía: “Fundamentos de marketing” por Philip Kotler y Gary Armstrong

Artículos Relacionados

comments