Cómo convertir tu producto en una oferta irresistible

Uno de los grandes “maestros” que aplicó la técnica fue Steve Jobs, quien logró crear una locura entre los clientes con la venta del iPhone de Apple.

Si no lo has pensado aún, debes tener en cuenta que cualquier tipo de comunicación que se usa para vender en el negocio, ya sea hablado o escrito, es copiado o la hemos escuchado en algún otro lugar.

El copywriting emociona a la persona que lee o escucha el mensaje sobre un producto y le inspira comprar en el lugar y el momento preciso: es el hechizo efecto de una oferta irresistible.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Así que no solamente se puede convertir un producto en exquisito sino que se puede replicar la oferta una y otra vez en todo el mercado, usando los varios canales de venta como Facebook Ads, Google Adwords y banners en websites.

Una vez que se aprende a afectar emocionalmente al prospecto, se tiene un alto porcentaje de dominar las ventas mensuales y con una página de ventas ayudará a cerrarlas una y otra vez. Y, ¿qué es una página de ventas? Es la página del website donde el cliente está expuesto al producto y provoca a una sola acción: comprar.

De tal modo que te ofrecemos las pautas para que tu producto sea irresistible ante los clientes:

1. Crear la “pistola humeante”

Se debe recordar que al abrir el mensaje de la página de ventas, sea un verdadero “huracán” para el cliente y que lo haga quedarse en la pantalla de inmediato, con un título o encabezado atractivo,  como se ven en los periódicos o revistas que se encuentran en el puesto de periódicos.

Un buen encabezado puede disparar hasta un 500% los resultados de captación de tu audiencia. Se sugiere entonces pasar un 70% del tiempo en el encabezado, haciendo varios y eligiendo el mejor. Si el encabezado no es atractivo, los clientes no se detendrán y, en consecuencia, se perderá en el limbo todo ese mensaje persuasivo, por más bueno que éste sea. Y no se quiere eso.

2. Cada párrafo tiene un sólo objetivo

La gente suele escanear el texto de los websites. Si se coloca texto de relleno será notorio para la audiencia y es posible que se vayan y con ello, las ventas. Hay que ir al punto siempre, y recordar que el cliente siempre se está preguntando “¿qué hay aquí para mí?”

Todo el tiempo se trata de él no de ti, hablar de ti en una página de aterrizaje es casi como correrlos. Elimina la palabra “yo” o usarla sólo si es necesario. Al final se tendrá el efecto “tobogán” que llevará a cerrar la venta.

Te puede interesar: 8 trucos para mejorar tus ventas

3. Cómo se puede empezar

Todo lo que se debe de decir en el copywriting es:

-Beneficios reales que resuenen en la audiencia.

-Que la audiencia se sienta identificada de inmediato con ellos.

-Indicarle qué acción debe tomar para comprar.

De tal modo que el cliente seguirá más atento y será más fácil cerrar la venta. Lo que nos lleva al siguiente punto ….

4. Crear curiosidad

La curiosidad es el elemento del contenido, mantiene los ojos del cliente leyendo cada párrafo, esa es la clave para hacer que lea el siguiente párrafo.

Hay que ver a la curiosidad como un 100%. Y es que con un un buen encabezado se dice a la audiencia que se “sanará su dolor” y que tienen frente a ellos la solución pero, al no saber cómo hacerlo, hasta aquí se tiene el primer 40% del factor curiosidad.

El cliente potencial sigue leyendo con interés mientras se le explica el cómo, se le inspira a tomar acción mientras se va relacionado los beneficios con ejemplos reales. Esto representa otro 50%.

Hasta ahora se tiene un 90% del copywriting. El truco es que el 10% que resta crea otro 100% de curiosidad. Y éste es el secreto.

Hay que guardar el beneficio más fuerte del producto para esta última parte, donde para el cliente la única manera de tener la cura a su problema sea con el producto en sus manos. Justo antes de mencionar el precio.

Esta técnica se convirtió en el símbolo de Steve Jobs, casi al final de presentar el nuevo producto de Apple, ya con una audiencia satisfecha con la demostración, él terminaba con su famoso, “ah, y una cosa más”, que era algo como, “debes de ver el iPhone de cerca para que puedas comprobar lo que te digo”.

Al salir a la venta el iPhone 4 ( 2010) había una locura desbordada, gente acampando fuera de las tiendas, para ser el primero en tenerlo entre sus manos cuando podían comprarlo tranquilamente al día siguiente.

Vía: Entrepreneur

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P