¿Cómo convertirse en un buen vendedor?

ser-buen-vendedor

Para quienes dicen que ser vendedor es una cualidad con la que se nace, este artículo les servirá para dejar de lado esa idea. Si bien es cierto hay cualidades innatas en todo vendedor, tales como la empatía, un impulso de competencia, el entusiasmo y la orientación al logro, existen otros factores que pueden ser desarrollados por cualquier persona sin tener que volver a nacer. “No sirvo para las ventas”, suele ser la frase común de todo joven vendedor cuando sus primeras ocasiones de vender resultan caer en un “No” rotundo por parte del cliente.

Pero, ¿qué es lo que podemos desarrollar, por cuenta propia o con ayuda de profesionales, para ser un buen vendedor?

ACTITUD MENTAL POSITIVA

Suscríbete a nuestro boletín informativo




¿Cómo piensas que el cliente va a tener una actitud positiva hacia tu producto o servicio, si tú no eres capaz de mantener dicha actitud? Una venta es 90% actitud. Existen personas que son todos unos expertos en cuanto al producto o servicio que ofertan, pero que no cuentan con la actitud suficiente como para cerrar una venta.

Ahora, ¿cómo hacer para estar siempre con una actitud mental positiva? Debemos premiarnos continuamente. Los logros, por más pequeños que sean, deben ser vistos como pequeños pasos para alcanzar el éxito. Hay que sacar siempre lo positivo del día a día.

HABILIDAD PARA RELACIONARSE CON LAS PERSONAS

No importa que se considere como introvertido o tímido, un vendedor es siempre capaz de mantener una conversación interesante con los clientes. Abrir la conversación con un “Buenos días…” o “Estamos para ayudarlo, ¿qué se le ofrece?”, pueden ser el primer paso para romper el hielo entre nosotros y los clientes. Recuerde que para mantener siempre una conversación hay que tener la confianza muy en alto, y eso es un trabajo de todos los días.

CAPACIDAD DE ESCUCHA

Hay vendedores que se limitan únicamente a hablar como loros ante los clientes, revelándoles todos los secretos de su producto o servicio. Lamentablemente, estos vendedores nunca logran enterarse qué es lo que quiere el cliente.

La máxima de todo proceso de venta es lograr saber qué es lo que quiere el cliente. Y solo cuando averigüemos la necesidad que quiere satisfacer, podemos brindarle un producto o servicio afín.

Ya ve que no todo es innato en el vendedor. De hecho, los mejores vendedores se han hecho a través de la experiencia de años y por su empeño en aprender más escuchando a los más experimentados.

Vía: “Claves para emprendedores”

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario