Como detectar y evitar los errores comerciales de los emprendedores

Se habla y se escribe mucho sobre los errores más comunes que comenten los emprendedores, pues parece haber un patrón común de situaciones en las que se cae con más frecuencia. De hecho, podríamos identificar errores típicos en muchos campos (financiero, de estrategia, recursos humanos, errores de gestión). Hoy me gustaría centrarme en los errores más usuales en los que suelen caer los emprendedores que empiezan en el terreno comercial y de marketing.

La primera gran equivocación de 

Suscríbete a nuestro boletín informativo




marketing de los emprendedores suele tener que ver con una mala identificación de la oferta de valor: muchos emprendedores que comienzan no son capaces de ofrecer lo que el cliente realmente necesita, sino que se “enamoran” de una idea o un producto, y una buen idea no necesariamente es un buen negocio. Incluso con cierta frecuencia disponemos de un buen producto o servicio, pero nos dirigimos a un público equivocado, o no somos capaces de centrar nuestros esfuerzos en llegar al segmento o nicho de mercado que realmente lo va a demandar.

¿Cómo podemos identificar si estamos cayendo en este error? Si no somos capaces de responder correctamente a estas preguntas, podemos estar en riesgo de sufrirlo:

¿Puedes decir qué aprecian de tus productos o servicios tus clientes? ¿Obtienes feedback de tus clientes con regularidad y respondes a sus necesidades? ¿Eso se está traduciendo en mejores resultados de ventas?

Una buena forma de evitar caer en este problema puede ser buscar soluciones creativas para obtener más y mejor información de nuestros clientes. Si no tenemos presupuesto para abordar costosas investigaciones de mercado, optemos por darles a nuestros clientes cauces y razones para que nos revelen sus preferencias, utilicemos los canales de comunicación que ofrecen las redes sociales en las que se encuentren nuestros potenciales clientes, o pongamos en práctica iniciativas que permitan a los clientes participar en el proceso de creación de los productos o servicios.

El segundo gran error de marketing suele venir de un mal planteamiento estratégico, muchas veces derivado de una falta de conocimiento de la competencia. Una buena manera de detectar esta carencia es que nos hagamos estas preguntas:

¿Conoces realmente la estructura de tu mercado, los tipos de necesidades que se cubren y quién las cubre mejor? ¿Sabes de verdad quiénes son los mejores en tu sector para satisfacer las necesidades de tus clientes, y por qué son los mejores? ¿Conoces de verdad los precios de tu competencia, y en qué están justificados (es decir, cómo pueden defenderlos y argumentarlos)?

Si no obtenemos respuestas satisfactorias a estas preguntas, seguramente estamos ante la dificultad de no conocer bien a nuestra competencia. Y, ¿qué podemos hacer para conocerla mejor? Voy a ofreceros algunos pequeños consejos:

Una buena manera de empezar es potenciar nuestra actividad de networking, que además de oportunidades de negocio, nos puede brindar mucha información sobre lo que está ocurriendo en nuestro sector.

Por otro lado, hay herramientas, como twitter, que pueden utilizarse para obtener inteligencia sobre nuestro sector y nuestra competencia con una inversión mínima de tiempo y esfuerzo.

Otro buen consejo es que hagamos el esfuerzo de reservar tiempo para asistir a actos, ferias y encuentros relevantes de nuestro sector que nos ayuden a estar al día de lo que ocurre en nuestro sector. Es más importante de lo que parece.

También es muy bueno que hagamos el esfuerzo de detectar qué es lo que nuestros clientes aprecian más en nuestros servicios, con el fin de que podamos explotar como ventaja nuestras fortalezas

 

Fuente: emprendeme.blogspot.com

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion