Como elaborar un presupuesto para marketing rentable (Parte 1)

La mayoría de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) tiene un presupuesto limitado para sus campañas de marketing, lo cual significa que hay que hacer rendir hasta el último dólar. A continuación algunos consejos para obtener grandes resultados sin que gastes una fortuna.

1. Aprovecha tus anuncios para algo más que hacer publicidad.

Pero hay maneras de lograr que el mensaje llegue a tus prospectos invirtiendo sólo una fracción del costo del espacio publicitario, Ya que producirlos en ocasiones es costoso y posicionarlos también.

Una alternativa consiste en encargar un gran volumen de impresiones y distribuirlas en cada oportunidad que tengas. Cuando envíes folletos en respuesta a una solicitud de información, incluye en el paquete una copia del anuncio. Esto ayuda a reforzar el mensaje original.

Convierte este material en una hoja informativa de tus productos o servicios, incluyendo especificaciones técnicas e información adicional al reverso de la impresión. Esto elimina el gasto de crear un diseño desde cero y tiene sentido desde el punto de vista marketero, porque logras exponer doblemente al lector a tu mensaje publicitario. La clave es reutilizarlos una y otra vez.

2. Si algo funciona, dale continuidad.

Muchos mercadólogos crean promociones nuevas y desechan las promociones viejas porque están aburridos de sus campañas vigentes. Ojo: esto es un desperdicio de recursos. No debes lanzar ofertas o diseñar nuevos anuncios si los existentes todavía son precisos y, sobre todo, efectivos. Continúa difundiendo esta información mientras tus consumidores sigan tomándola en cuenta.

¿Hasta por cuánto tiempo puede dar resultados un anuncio? The Ludlow Corp. –fabricante de soluciones de pvc y látex– difundió uno de su malla para prevenir la erosión de la tierra 41 veces en el mismo periódico. Luego de 11 años superó el número de solicitudes recibidas desde que se publicó por primera vez en 1966.

3. Utiliza módulos.

El cómo promoverte en diversos nichos es un problema común en la publicidad. En primer lugar, cada uno de ellos tiene diferentes necesidades, aunque tu presupuesto no te permite crear un folleto distinto para cada uno de esos segmentos de mercado.

La solución es usar módulos. Esto significa crear un ejemplar básico que tenga secciones que se puedan adaptar a la medida de todos los públicos. Al fin y al cabo, casi todas las secciones del folleto –como especificaciones técnicas, historia de la compañía y datos de contacto– son las mismas, independientemente de la audiencia. Sólo unas cuantas, como los beneficios del producto para el usuario y las aplicaciones típicas, tienen que adaptarse a lectores específicos.

Creando diferentes folletos partiendo de un diseño básico y utilizando las mismas ilustraciones obtendrás ahorros significativos de tiempo y dinero.

4. No derroches recursos.

Una de las cosas que suele sucederle a algunos emprendedores cuando disponen de dinero extra en el presupuesto de publicidad: es el empezar a ver folletos impresos con tintas especiales y sobres con relieves en dorado. Luego se escuchan cosas como: “esto se ve genial; ¿por qué no hacemos algo parecido?”

Producir algo lujoso para sus propósitos y para el público meta al que está dirigido es un desperdicio de dinero. Incluso, puede perjudicar las ventas, ya que tus prospectos lo verán excesivo y se preguntarán si realmente entiendes cuál es tu target y lo que éste demanda.

Sigue leyendo: Parte 2

Fuente: soyentrepreneur

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.