Como elaborar un presupuesto para marketing rentable (Parte 2)

La mayoría de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) tiene un presupuesto limitado para sus campañas de marketing, lo cual significa que hay que hacer rendir hasta el último dólar. A continuación algunos consejos para obtener grandes resultados sin que gastes una fortuna.

5. No pagues de más por servicios externos.

Contrata freelancers (como diseñadores, fotógrafos o ilustradores) cuyas capacidades y tarifas se ajusten al trabajo requerido y a los recursos económicos disponibles.

Un fotógrafo profesional de publicidad –de los más prestigiados– cobra hasta unos US$5,000 por sesión. Este precio vale la pena pagarlo si se trata de un anuncio corporativo que aparecerá en la revista Forbes o Business Week. Como seguramente no es tu caso, una tarifa de $5,000 es una cantidad razonable para producir el material gráfico de tus folletos y publicaciones.

6. Averigua alternativas menos costosas y más efectivas en la red.

Muchos dueños de Pymes juzgan la efectividad de la mercadotecnia en línea únicamente por el número de consultas que generan y no se preocupan por construir una imagen o lograr el reconocimiento de los usuarios. En vez de eso intenta opciones menos costosas como la colocación de banners en páginas Web, aparición en los primeros resultados orgánicos o naturales en los buscadores y campañas de relaciones públicas.

Los boletines o newsletters (en Internet) de lanzamiento de productos o servicios encabezan la lista como el método más eco-nómico para generar vistas. La ventaja es que con una sola inversión puedes hacer una publicación –ya sea física o electrónica– y enviarla a todos los periódicos, revistas y correos electrónicos que desees.

Otra recomendación es colocar todos tus boletines de prensa en una sección de medios o prensa en tu página de Internet. Preséntalos de forma atractiva con frases que contengan palabras clave para despertar el interés de los usuarios y generar tráfico hacia tu dirección electrónica.

7. Resuelve algunas tareas en casa.

Ahórrate el gasto de contratar a una agencia o a un asesor especializado para resolver labores que realmente no requieran de la habilidad de un experto. Actividades como distribuir boletines de prensa por lo general son más baratas si se hacen a nivel interno.

Si no tienes un gerente de marketing, considera la posibilidad de contratar un encargado del área (de tiempo completo o medio turno) para que sea el responsable de manejar marketing en tu compañía. Para ello, es fundamental que primero definas el perfil de la persona que buscas.

8. Obtén el máximo beneficio del contenido existente.

Otra posibilidad es guardar los bocetos de imágenes y diseños, encabezados y conceptos que tal vez no funcionaron para un proyecto en específico. Pero que bien vale la pena considerarlos para futuros anuncios o promociones.

Asegúrate de que las fotografías, ilustraciones, diseños y textos sean reutilizados en otros impresos para reducir los costos de la parte creativa. Por ejemplo, el formato original realizado para un anuncio corporativo se puede usar como introducción de un reporte anual de actividades.

9. Págale a tiempo a tus vendedores.

La venta no acaba hasta que el cliente paga, pues es cuando en realidad se generan ingresos para cubrir los gastos de operación del negocio y, lo más importante, se obtienen ganancias. En cuanto se haga efectivo el cobro de una transacción, deposítalo en la cuenta del vendedor correspondiente.

Las cuentas por cobrar representan, en promedio, el 80% de las ventas totales de una empresa. Por ello, su administración efectiva marca la diferencia entre perder recursos o ganar utilidades.

De este modo, le demostrarás a tu fuerza de ventas que los consideras como pieza clave de la organización. Y lo mejor es que conquistarás su voluntad y disposición para que siempre ofrezcan un buen servicio al cliente.

Regresar a: Parte 1

Fuente: soyentrepreneur

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion