Conoce el método Canvas paso a paso – Parte I

segmentacion-del-publico

Es uno de los métodos más usados para poner una idea de negocio en marcha. Se trata del método Canvas, creado por el suizo Alexander Osterwalder, el cual busca reducir en unos cuántos pasos el difícil trance que tienen que pasar los emprendedores a la hora de iniciar un negocio. Lo más importante es que cada emprendedor se convierte en su propio investigador de mercado. Veamos paso a paso cómo aplicar el método Canvas a nuestro favor:

PASO #1: DEFINIR NUESTRO SEGMENTO DE CLIENTES

¿Apunta a un solo target o varios targets? Conocer quién es nuestro cliente es la parte fundamental de cualquier negocio. Una buena forma de identificar a nuestro público potencial es el siguiente:

  • Mercado de masa: cuando nos dirigimos a toda clase de público sin distinción alguna.
  • Nicho: apuntamos a un único sector de mercado.
  • Segmentos: dirigido a diferentes sectores, pero que comparten una misma necesidad.
  • Diversificados: se atiende a segmentos distintos con diferentes necesidades.
  • Multisegmentos: cuando se enfoca a diferentes segmentos a la vez.

PASO #2: ENCONTRAR UNA PROPUESTA DE VALOR

Si entiendes un negocio como una forma de obtener dinero, estás caminando por un sendero peligroso: un negocio busca satisfacer una necesidad del mercado. Ese es el fin principal. Si aún no lo tienes claro, respóndete estas preguntas:

  • ¿Qué valor ofrezco a los clientes?
  • ¿Qué necesidad del mercado pretendo satisfacer?
  • ¿Qué problemas de los clientes puedo resolver?
  • ¿Qué productos o servicios ofrezco a cada segmento?

PASO #3: ESTABLECER LOS CANALES DE DISTRIBUCIÓN

Por canales de distribución, entendemos a todas aquellas vías que permiten relacionar nuestro producto o servicio con el cliente. El método Canvas identifica las finalidades de estos canales:

  • Notoriedad: hacer que el público nos conozca.
  • Evaluación: lograr que el público pruebe nuestro producto o servicio.
  • Compra: cómo hacer para que los consumidores pueden adquirir nuestro producto o servicio.
  • Entrega: que la propuesta de valor sea observable por nuestro cliente.
  • Postventa: que la comunicación entre el cliente y nosotros siga fluyendo.

Vía: “Manual para el emprendedor”

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.