Consiga clientes con menos presupuesto y publicidad

En la actualidad, para conseguir nuevos clientes y vender más, prácticamente todo el mundo cree que es necesario gastar grandes sumas de dinero con tal de batir a la competencia.

Esto sin duda conduce al empresario a pensar en terminar con todos sus competidores, aplastarlos, anticiparse a ellos, mantener una posición ventajosa sobre quien represente algún tipo de amenaza comercial para obtener más beneficios.

Claro está que esta forma de pensar no hace más que reforzar la creencia de que todo aquello que le sirva para ser más fuerte que sus competidores vale la pena.

A todo esto, ¿usted qué piensa al respecto? ¿Cree que realmente esa es la mejor manera de conseguir nuevos clientes y de vender más? ¿Es la única forma de hacerlo?

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Existe otra forma totalmente distinta y, a la vez, poderosamente efectiva. Esta ya no se basa en términos de competencia, sino en su aparente opuesto: la cooperación.

En una economía como la actual resulta difícil asumir los costos y riesgos de su actividad, especialmente lo relacionado con el tema de publicidad, que como finalidad suele tener el hecho de conseguir nuevos clientes e incrementar las ventas de su empresa.

Y es justamente ahí donde usted puede poner en práctica la cooperación. Cooperar con otras empresas le permitirá sumar recursos, compartir clientes, dispensar los costos de la publicidad y el marketing; y todo ello haciéndolo de tal manera que todas las partes ganen.

Alianza
Esta forma de relacionarse con otras empresas es lo que se denomina alianzas estratégicas. Formalizar alianzas con otras empresas que ofrezcan productos o servicios complementarios a los suyos puede significarle grandes beneficios.

Imagínese lo maravilloso que resultaría acceder de forma casi inmediata a varios cientos o miles de nuevos clientes de otra empresa. Pues bien, eso es posible si está dispuesto a hacer uso de un enfoque colaborativo y todo ello sin que las partes interesadas pierdan o comprometan su condición de empresas perfectamente diferenciadas.

Una alianza estratégica puede ser algo tan sencillo como un conjunto de acciones limitadas en el tiempo o bien puede ser algo tan complejo que exija un alto grado de compromiso por parte de los interesados. Sea cual sea la forma elegida, está claro que una buena alianza estratégica podrá aportar beneficios a ambas partes.

Pero eso sí, sea cual sea la empresa que usted seleccione, es recomendable sellar su acuerdo con quien pueda sentirse orgulloso de colaborar, porque si usted lo hace con un profesional o empresa de dudosa reputación, tarde o temprano esas dudas caerán sobre usted y su empresa.

Acciones
1. Tome nota de aquellos profesionales, empresas o compañías que puedan encajar perfectamente con los productos o servicios que usted comercialice.

2. Diseñe formas creativas de combinar sus servicios/ productos con los de la otra parte y, acto seguido, levante el teléfono y llámeles para concertar una entrevista con la finalidad de exponer y planificar su estrategia.

3. Estas recomendaciones le permitirán ahorrarse grandes sumas de dinero en publicidad, ya que su futuro socio podría proporcionarla totalmente gratis y, a su vez, usted podría devolverle el mismo favor.

Fuente: El Peruano

Artículos Relacionados

comments