Diferenciarte de la competencia es la clave del éxito

China, Zhang Ruimin, director ejecutivo de Haier Group, convirtió la decadente fábrica de refrigeradoras Qingdao en una empresa ágil con ingresos por US$20,000 millones al año.

Su secreto: comenzó a crear marca, una estrategia que no se aplicaba en el mercado chino y que se convirtió en su elemento diferenciador. Decidió que atender al cliente más rápido que la competencia lo llevaría al éxito. Reorganizó su empresa en unidades independientes, cada una dedicada a un cliente en particular.

Un factor clave del triunfo de las empresas y en el mismo desarrollo de la carrera profesional tiene que ver con la diferenciación. Ernesto Rubio, gerente general de Right Management Perú, explica que existen cuatro pilares fundamentales para enfocarse estratégicamente en el terreno mismo de la venta de sus productos o servicios.

Vea desde la óptica del comprador, no desde la suya: Para establecer el punto de vista del comprador en comparación con el del vendedor, pregúntese: Si yo fuera el comprador, ¿qué tan exclusiva y valiosa consideraría mi oferta en el mercado.

El camino para ser diferentes es cada vez más ágil: Hay que asegurarse de que las características diferenciadoras que se quieren posicionar hoy lo sigan siendo mañana. Estas deben estar bien sustentadas para contrarrestar el impacto de la imitación por parte de la comprtencia.

Forma de Diferenciación: Además de las capacidades únicas de sus productos o servicios, también se debe considerar otras áreas como: valor de la marca, experiencia con los clientes, condiciones que ayudarán a los clientes a adquirir sus servicios, así como alianzas y asociaciones.

Las Pruebas: Debe haber evidencia concreta e imparcial que respalde una declaración de que usted o su servicio es diferente. Exhiba hechos concretos de éxito y presente pruebas que lo demuestren.

Vía: Perú 21

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion