Dirección estratégica: ¿Qué es y cómo te puede ayudar?

La dirección estratégica no es una opción para el emprendedor, debe ser obligatoriamente objeto de reflexión y análisis para asegurar el éxito empresarial.

El concepto de estrategia consiste en un conjunto de acciones encaminadas a obtener una ventaja competitiva sostenible en el tiempo y defendible ante la competencia. Y ¿Que es una ventaja competitiva? pues es un atributo o característica de nuestra empresa o producto que nos da una superioridad con respecto a nuestros competidores. Por ejemplo, la ventaja competitiva del iPad es la gran experiencia del usuario, junto a la versatibilidad de su uso. Todos los emprendedores deben encontrar ese producto en el que tengan una ventaja competitiva sobre el resto de competidores.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Pero, ¿Porqué es tan importante disponer de una ventaja competitiva?, pues por varias razones, como por ejemplo, mayor satisfacción del consumidor, mayor lealtad, mayor cuota de mercado, y sobre todo, mayor rentabilidad al poder variar los precios de nuestro producto.

En este marco, la dirección estratégica es el proceso de análisis, planificación, ejecución y control con el único objetivo de conservar una ventaja competitiva sostenible en el tiempo y defendible ante la competencia. ¿No les recuerda esto al Business Plan?, así es, la dirección estratégica se plasma en un documento y no es otro que nuestro Plan de Negocio.

Y, ¿Qué pinta el marketing en todo esto?, pues mucho, muchísimo. El rol principal que realiza el marketing dentro de la dirección estratégica es orientar todos los estamentos de la empresa hacia el mercado. La orientación al mercado es algo primordial para los emprendedores, esto significa que debemos estar alertas a todos los movimientos del mercado para así analizar y detectar nuevas necesidades que poder ofrecer. No sirve de nada tener el mejor producto del mundo si no resuelve nada y por tanto no se vende.

Dentro de la Dirección Estratégica, el papel del marketing es doble:

Marketing estratégico, que se encarga de la fase de análisis, es decir, análisis de los recursos y capacidades de la empresa, y de definir el mercado de referencia en el que estaremos.

Marketing operativo, que se encarga del resto de fases de la dirección estratégica, que como hemos dicho antes son planificación, ejecución y control. Es decir, el marketing operativo diseña el plan, lo ejecuta y lo controla.

Espero que estas breves líneas os hayan ayudado a diferenciar estos conceptos muy simples pero que ha veces son difíciles de delimitar.

 

Fuente: pascualparada.com

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion