El Marketing del futuro se llevará a cabo en la mente de consumidor

Mucho más allá de sus actuales aplicaciones, en un futuro no muy lejano podrían ser utilizadas innovadoras técnicas ‘ya probadas’ que permitirían a empresas y marcas leer las mentes de los consumidores, conocer sus necesidades y estimulos emocionales.

Todo ello gracias a los diferentes avances en el campo de las neurociencias que han permitido identificar muchos de los patrones y conductas de los consumidores donde influyen un cantidad de factores determinantes. Formas, colores, olores, espacio, cualquier estímulo cerebral que pueda interferir o influir en la decisión de compra del consumidor, es analizado hasta límites insospechados.

El Neuromarketing constituye un avance importante en el análisis y comprensión del comportamiento del consumidor a través de la aplicación rigurosa de los conocimientos y las técnicas de la neurociencia, y se revela como una nueva herramienta fundamental presente y futura de la investigación de mercados.

El marketing del futuro seguirá siendo el arte o la ciencia de satisfacer deseos incumplidos o necesidades insatisfechas, pero cada vez más a través de estrategias y mensajes emocionales, donde las sensaciones o sentimientos de los mismos superen incluso las propias funcionalidades de los productos o servicios que se ofrezcan.

Las empresas deben orientar su oferta con productos y servicios atractivos procurando resaltar un valor adicional basado en aspectos emocionales que lo diferencien del resto. Es obvio que si las marcas generan cercanía o transmiten cualquier valor que sea de nuestro agrado, aumentarán exponencialmente sus posibilidades de ser elegidas entre el resto. Esta idea es la que debe formar el núcleo de cualquier plan de markeking.

En todo este proceso el neuromarketing es sin duda una parte implicada, una disciplina avanzada cada vez más desarrollada que tiene por objetivo investigar y estudiar procesos cerebrales que determinan cómo se forman las conductas y la toma de decisión de los clientes.

Fuente: Puro Marketing

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion