El porqué los hombres no deberían ir solos a hacer las compras

¿Por qué los hombres no van juntos de compras? Tal vez porque intuyen que eso podría ser muy costoso, según la conclusión a la que llegó un estudio realizado en Estados Unidos.

El estudio encontró que los compradores masculinos gastan más cuando están con amigos, mientras que las mujeres gastan lo mismo vayan o no acompañadas, destacó el diario The Wall Street Journal en su edición on line.

El experimento fue realizado por los investigadores de la Facultad de Administración de la Universidad de Pittsburgh, Didem Kurt, J. Jeffrey Inman y Jennifer J. Argo.

En la investigación se le pidió a un grupo de estudiantes que compraran unas pilas AA en la biblioteca de su escuela. En el mostrador habían cinco marcas y precios a elegir. Cuando los muchachos estaban eligiendo por “casualidad” llegaban algunos amigos.

El resultado: el joven que eligió la batería junto con su amigo gastó 4.25 dólares en promedio, en comparación con los 3.96 dólares que gastó aquel que realizó la compra a solas. En el caso de las mujeres, ellas gastaron 4 dólares en promedio, con o sin amigas presentes.

Diferencias
¿Cuál es la diferencia entre hombres y mujeres? Los investigadores creen que ellos tienden a enfocarse más en el aspecto del poder y la diferenciación de otros, mientras las mujeres son más “comunales”, lo cual implica aspectos de cooperación y armonía. En una palabra: los hombres quieren mantener su posición como los dominantes, mientras que ellas se preocupan más por el grupo.

La lección para los negocios, de acuerdo con los realizadores del estudio, es encontrar formas que hagan que los hombres vayan de compras juntos, tal vez ofreciéndoles descuentos por llevar amigos a la tienda.

Este estudio respalda otro realizado en 1995 por el Point of Purchase Advertising Institute, también en EEUU, en el cual un grupo realizó entrevistas en 14 tiendas. Basados en una muestra de 1,230 clientes, los investigadores encontraron que los hombres gastaron 56% más cuando iban con un amigo, mientras que las mujeres gastaron 4% menos.

Otros estudios han demostrado que tanto hombres como mujeres se deciden a comprar objetos si la persona que los atiende es atractiva y del sexo opuesto. Otro caso es aquel que ha demostrado que los hombres reaccionan positivamente a gastar más si la mujer que los atiende es guapa y especialmente si la vendedora los toca en el brazo.

En contraste, estudios realizados en EE.UU. han mostrado también que la gente que utiliza cupones crea un cierto estigma social.

Fuente: El Economista.mx

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion