Estas son las 10 técnicas de Steve Jobs para incrementar las ventas

Sus discursos son estudiados una y otra vez, su carisma es admirado y envidiado por igual. Pero he aquí uno de sus grandes “secretos”: saber vender.

Steve Jobs fue, sin duda, uno de los mejores vendedores de la historia. Aunque siempre se le ha conocido como innovador, como CEO y como empresario, Jobs sabía que en realidad el único y verdadero negocio que existe es el de la venta.

Así que para conocer los secretos de ventas del fundador de Apple, te ofrecemos una lista de sus mejores técnicas para elevar las ventas de todo negocio:

1. Hacer lo que apasiona

Para quienes se obsesionan con su trabajo y siguen amándolo, conocerán muy bien su negocio. Se puede usar el conocimiento para transmitir la energía a los empleados y así fomentar la innovación y creatividad. Si no se reinventa y optimizan los procesos constantemente, se perderá visibilidad, mercado y oportunidades.

2. Seguir a la intuición

El camino, el futuro no está escrito, no se visualiza, se escribe y se crea. Algunos dicen que Steve Jobs predijo el futuro y la verdad es otra, él fue mucho más allá, el creó el futuro. Entonces, se debe crear el futuro de la empresa y sobreponerse a muchas piedras en el camino que ayudarán a crear un futuro más prometedor y con menos probabilidad de fracaso.

3. Investigar, observar, aprender

Es una de las grandes lecciones del libro de El Arte de la Guerra de Sun Tzu, un famoso estratega militar chino. Hay que investigar a la competencia, observar sus movimientos actuales y futuros, con ello se podrá aprender para reinventar y mejorar las acciones del negocio pensando en un futuro lo que podría hacer la competencia.

4. Estar con los mejores

Va más allá de tener el personal más capacitado. Consiste en cómo detectar el talento y potenciarlo en las personas que se tiene al alcance, y es muy probable que no se tengan los recursos para contratar al mejor del mundo para un cargo de la empresa. Lo que si se puede hacer es estar con las personas que con un poco de ayuda logren hacer crecer el negocio y cambiar el mundo.

5. Arriesgar por la idea

Dicen que el que no arriesga no gana. Es verdad, y también se puede perder todo. Por ello se debe tener precaución con las acciones que se haga. No hay forma de eliminar totalmente el riesgo. Y recordar que de las acciones dependen el salario de algunas familias, no está en juego solo tu salario.

 

Te puede interesar: Steve Jobs practicaba este hábito para tener ideas creativas

6. Seducir a los empleados

Es en el buen sentido de la palabra; es decir, motivarlos. Pensar en ellos como unos niños pequeños, se puede darles ordenes y las realizarán como cualquier persona, hacer lo que hacen muchas empresas, o se puede motivarlos para que reinventen cada sección del negocio por lo que los clientes notarán la diferencia y preferirán como comprador por la confianza que se les imparte desde las diferentes áreas del negocio.

7. Mantener una plantilla reducida y una relación cercana con los empleados

Dirigir un negocio no es fácil; hay que ser capaz de usar correctamente los recursos. Es mejor pocos recursos de calidad que muchos de baja calidad ya que los pocos de calidad son los que generarán valor en la empresa y harán diferenciarse del resto del mercado. El tener pocos recursos de calidad permitirá entonces estar más pendiente del equipo y motivarlos por innovar y crecer.

8. La calidad como religión

La calidad, la perfección, los detalles son lo que harán diferente, pues permitirán crecer y posicionase como una marca única, de calidad, por la cuál los usuarios están dispuestos a pagar un valor por los productos o servicios evitando bajar los precios logrando vender más y generando más ganancias.

9. Aprende del fracaso

El fracaso es necesario. Hay que imaginar que en el primer acercamiento al mundo de los negocios llega un millonario y promete ofrecer millones para el proyecto. ¿Te imaginas todos los millones que se perdería fallando en temas que no se tenía experiencia? Temas como marketing, social media, relación con clientes, ventas, los diferenciales, entre otros. El fracaso prepara y si se lo asume correctamente se podrá aprender de este para potenciar la empresa.

10. El momento es ahora

Si se espera hoy, se esperará mañana también, pero no hay que dar más esperas. El momento de actuar es ahora, por lo que hay que organizarse, planificar, hay personas que han dedicado mucho tiempo a crear programas de optimizar el tiempo y los proyectos, y es muy fácil.

Vía: ideasinversion.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados