Estrategia de marketing: atrapa a tus clientes por la nariz (Parte 2)

El aroma a piel de las zapaterías aumenta la probabilidad de compra de los clientes, afirma Störtkuhl. “El olor a piel nos transmite la sensación de que los productos están elaborados con piel de calidad y no con materiales sintéticos”, dice.

 

Hay determinados perfumes que favorecen que el consumidor se detenga ante las estanterías en que se exhibe el producto. “De esta manera, aumentan las compras espontáneas”, indica Hehn.

A la hora de elegir perfume, las marcas deben buscar aromas que estén en armonía con sus productos y que pongan de relieve sus puntos fuertes. Otra manera de utilizar el marketing olfativa es beneficio de la marcas es apostar por los denominados “perfumes de bienvenida”, aquellos cuyo objetivo sumergir al cliente en un atmósfera tranquila y relajada.

En vista de la creciente demanda del marketing olfativo, cada vez hay más empresas especializadas en esta disciplina. Es el caso la compañía alemana Scentcommunication, que desarrolla soluciones de marketing olfativo para las estanterías de los supermercados y también para espacios en ferias y congresos.

Los perfumes sirven no sólo para aumentar la predisposición a la compra del consumidor, sino también para otros propósitos. “En los colegios se utilizan a menudo ambientadores con notas cítricas para aumentar la concentración de alumnos”, señala Störtkuhl. Algunos balnearios se sirven de determinados aromas para que éstos queden firmemente asociados a la estancia del cliente en el establecimiento. Y hay aerolíneas que utilizan perfumes para que el olfato del cliente los vincule a su marca.

En estos casos, las marcas apuestan por el denominado “perfume corporativo”. Y es que a veces algo tan simple como un aroma es la mejor solución para echar anclas en el cerebro del consumidor. “Los perfumes impactan en el subconsciente, pues las señales químicas son transformadas por las células olfativas y llegan así directamente al cerebro”, concluye Störtkuhl. Quizás por ello cada vez más marcas están apostando por el olfato como atajo para llegar al consumidor.

Regresar a: Parte 1

Fuente: marketing directo

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.