Estrategia de marketing para los famosos “kidults” (Parte 1)

Este nicho explotado exitosamente por pocas marcas, está esperando estrategias innovadoras para capturar su atención y su bolsillo. Este segmento busca productos que le recuerden lo que es la felicidad.

 Se dice que vivir de recuerdos no cuesta nada… FALSO. Los kidults o adultescentes, son prueba de ello, quieren objetos que les recuerden la felicidad de sus etapas tempranas y son exigentes porque están dispuestos a pagar un alto costo por un pedazo de esa felicidad. Sorprendentemente, son un nicho descuidado por las marcas y atendido por pocas.

Estos consumidores se caracterizan por tener entre 20 y 40 años –aunque para algunos teóricos el rango de edad puede ser menor–, y por comprar productos que en esencia le recuerdan una etapa feliz de su vida, como la infancia o la adolescencia, donde las responsabilidades del mundo adulto aún no invadían su entorno.

La diferencia es que ahora se encuentran en la etapa productiva con un nivel de ingresos altos y son mayoritariamente ejecutivos, directivos o dueños de sus negocios, así que cuentan con carteras dispuestas a abrirse para adquirir productos y servicios –estos en menor medida– de calidad que le recuerden esa época feliz.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Lo mismo pueden ser juguetes de colección, videojuegos, cómics, playeras de caricaturas y superhéroes, entre una amplia lista, donde la constante es la reminiscencia que produce en ellos.

“Este nicho (los kidults) busca productos que le trae algún recuerdo o vivencia, la gente aprende a ver lo que hay detrás de estos objetos, que pueden ser o no de su época. Busca reexperimentar algo con un objeto, con el significado que tiene para ellos, o bien lo consideran importante para su colección”, comenta Miguel Jiménez Flores, catedrático de la Universidad del Valle de México (UVM) campus Lomas Verdes.

No obstante, este segmento de mercado ha sido descuidado y son pocas las marcas que se preocupan por acercársele, ya que en ocasiones se desconoce tanto su existencia como su perfil, gustos e intereses.
Más allá del cuadro patológico que los psicólogos y los psicoanalistas identifican en estos consumidores, los servicios audiovisuales han demostrado ser una ventana de oportunidad para que las marcas se acerquen a ellos y de manera muy exitosa.

Sigue leyendo: Parte 2

Fuente: altonivel

comments

Autor entrada:

Deja un comentario