¿Cómo son los consumidores de cada país?

Conocer a nuestros clientes potenciales es una buena forma de saber contra qué nos enfrentamos y cómo podemos ampliar nuestro negocio. Las diferencias de sexo, edad y, sobre todo, demográficas influyen en los gustos de cada consumidor y en consecuencia, en los productos que elije.

No es lo mismo vender un dispositivo en Bulgaria que en Brasil o España. Un estudio revela algunas pautas de los consumidores de todo el mundo. Quizás va siendo hora de expandir nuestras ventas a otros mercados.

Un estudio elaborado por el Centro para la Innovación Global ha analizado las diferencias entre consumidores de diversos países y las tendencias de compra que se siguen a nivel mundial. El informe dirigido por Gerard Tellis propone algunos cambios para empresas y políticas de gobierno que quieran mejorar.

Algunas de las pautas del estudio son:

– Al evaluar la tendencia individual a probar nuevos productos, los indicadores demográficos como la edad, el estrato económico, la educación y la movilidad son comunes, a pesar de las fuertes diferencias culturales.

– Algunos aspectos demográficos predicen la innovación del consumidor en algunas categorías. Por ejemplo, consumidores más jóvenes (20-29 años) se inclinan más por comprar automóviles que otros grupos de edades. Al mismo tiempo, los consumidores con un alto grado de educación se tienden a comprar servicios financieros.

– Las ansias de nuevos productos de los consumidores varían sustancialmente dependiendo de la categoría de producto y del país. Por ejemplo, los países que más tienden a probar nuevos productos alimenticios son Suecia y Canadá, y los que menos presentan esta tendencia son India, Corea, China y Brasil.

– Los brasileños tienden más a comprar cosméticos, mientras que los japoneses tienden más a comprar productos electrónicos.

– Los investigadores tienen que ser muy astutos al preguntar sobre innovación porque existe una tendencia del consumidor a exagerar su nivel de innovación.

Con estas conclusiones en la mano, Tellis aconseja que a la hora de lanzar un producto se siga una estrategia en escala, es decir, que el lanzamiento se vaya dando poco a poco para probar si realmente cala en los consumidores o por el contario es mejor una retirada a tiempo.

Fuente: MuyPymes

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion