¿Conoces el poder del empaque?

Todo entra por los ojos. Esa es la consigna utilizada por todos aquellos comerciantes que enfocan gran parte de su atención en la envoltura de sus productos.
Y tienen mucha razón en hacerlo. Si bien, no es el fin mismo de una empresa, o la razón por la que un cliente adquiere unas galletas o un computador, el empaque sí es una parte fundamental de estos elementos.

Hablamos del contenedor de un producto, diseñado y producido para protegerlo o preservarlo adecuadamente durante su transporte, almacenamiento y entrega al consumidor final. Pero también es muy útil para promocionar y diferenciar una marca, comunicar la información de la etiqueta y brindarles un plus a los clientes.

Según Lamb, Hair y McDaniel, grandes ensayistas del marketing, las cuatro funciones más importantes del empaque son:

-Contenido y protección
-Simplicidad de almacenamiento y uso
-Promoción de productos
-Mejorar un producto

Fuente: Alto Nivel

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion