La importancia del registro de una marca

En una economía industrializada, el uso de signos que identifiquen los bienes y servicios que se ofrecen en un mercado ocupa un papel relevante.

Ya que éstos no resultan fungibles entre sí cuando provienen de distintas empresas, o de un mismo grupo económico o empresarial y tanto éstas como los compradores tienen un interés sustancial en determinar y hacer conocer cuál es el origen de los productos y servicios que se ofrecen.

Para el especialista en propiedad intelectual, Mauricio Paredes, la importancia de tener protegida una marca es vital dentro del esquema comercial de toda empresa, ya que no solo diferenciará un determinado producto o servicio de uno de su competencia, sino que a su titular se le otorgará derechos de exclusividad sobre su uso.
“La Decisión 486, Norma Común sobre Propiedad Industrial de la CAN, entre otros aspectos, regula el procedimiento de Registro de Marcas en sus distintas acepciones: marcas, nombres comerciales, marca de producto, marca de servicio, lemas comerciales, marcas colectivas entre otras, dentro de los países miembros. En el Perú, el Decreto Legislativo 1075 regula disposiciones complementarias a la Decisión 486”, detalló.

A diferencia de otros sistemas como el aplicable principalmente en Estados Unidos, agregó, el sistema marcario peruano es constitutivo de derechos.
“En otras palabras, a efecto de poder ejercer derechos de exclusividad sobre una marca, ésta debe ser inscrita en el registro de la propiedad industrial, a cargo del Indecopi, no bastando el uso de la misma para ejercer tal derecho, tal como ocurre con el nombre comercial, cuyo derecho exclusivo se adquiere por su primer uso en el comercio”, aseveró.

Procedimiento
El especialista detalló que el procedimiento de registro de una marca se inicia con la presentación de una solicitud ante la Dirección de Signos Distintivos del Indecopi.
“Los formatos de la solicitud son obtenidos gratuitamente en las mismas instalaciones de la institución o de su página web. No obstante, se debe pagar una tasa por el procedimiento de registro”, apuntó Paredes.

En ese sentido, recomendó realizar una búsqueda de antecedentes fonéticos y figurativos a efecto de determinar si existe o no alguna marca igual o semejante registrada con anterioridad o si existe una solicitud en trámite.
“Si bien estas búsquedas son referenciales, el solicitante tendrá un alcance sobre la existencia de marcas iguales o similares a las que pretende registrar, y por ende establecer una estrategia de registro”, aseguró.

Una vez presentada la solicitud y efectuado el pago correspondiente, la Dirección de Signos Distintivos evalúa los requisitos como descripción de la marca, la clase en la cual se pretende registrarla, el pago de la tasa, poderes para el caso de representantes legales, entre otros requisitos, caso contrario otorga un plazo para subsanar.
“Concluida esta etapa, se emite una orden de publicación con la marca a registrar que deberá ser publicada en el diario El Peruano por única vez, dentro del plazo de 30 días hábiles luego de emitida la referida orden”, explicó Paredes.

Duración del registro
1 El registro de una marca tendrá una duración de 10 años, pudiendo ser renovada por períodos sucesivos de 10 años.

2 El trámite de renovación de una marca se puede iniciar dentro de los 6 meses anteriores al vencimiento del registro de la marca.

3 No obstante, la ley otorga un período de gracia adicional de seis meses, luego del vencimiento de dicho registro, para solicitar la renovación, caso contrario perderá su vigencia.

Fuente: El Peruano

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion