La llave para la diferenciación de mercado

diferenciarse-de-la-competencia

Encontrar cómo diferenciarse en el mercado puede ser trascendental para su negocio. En realidad, la diferenciación es el punto clave que marca la distancia entre el líder y sus competidores. Sin embargo, para muchos emprendedores les resulta casi imposible hallar alguna forma de diferenciación con la competencia. ¿Cómo hacerlo? Si bien no existe una regla única, estas pautas le ayudarán, tal vez, a encontrar la respuesta:

Productos y Servicios

La diferenciación más básica parte de los productos y servicios. Los productos son bienes tangibles y cuantificables, mientras que los servicios son intangibles y son imposibles de medir (la calidad y la eficiencia no tienen parámetros definidos). Es importante conocer esta diferencia, pues las estrategias de diferenciación resultan distintas en ambos casos.

Diferenciación y Especialización

La diferenciación no es un secreto, debe ser conocido por los clientes. Digamos que su producto está hecho en base a insumos reciclados, pero ninguno cliente lo sabe: existe una diferenciación, pero que nadie lo ha notado. A la mayoría de los usuarios no le interesa cómo se diferencia de la competencia. ¿Alguna vez se ha sentado a pensar cuál es la diferencia entre Google y el resto de buscadores? ¿No? La única forma de que la gente se entere, es dando a conocer la diferencia en la mayoría de canales posibles.

Necesidades y Deseos

Un día va caminado por la calle y su polo se engancha con un clavo. Su polo está inutilizable. Va a comprar un polo a la tienda más cercana con únicamente unos billetes en el bolsillo. Se compra el polo más barato. Ha satisfecho una necesidad.

Es el día de su cumpleaños. Ha decidido regalarse un polo vistoso y caro que ha visto en un catálogo. Va a la tienda y se lo compra. Ha satisfecho un deseo.

En ambos casos, el polo cumple la misma función, la de abrigo. Sin embargo, la diferencia radica en el subconsciente del cliente.

¿Qué atiende su producto o servicio? ¿Una necesidad o un deseo? Si ya encontró la respuesta, ya es un punto de diferencia a favor de su negocio.

La Ventaja Competitiva

Solo existen dos formas para diferenciarse: a partir de lo que conocemos (nuestro negocio) o a partir de las necesidades del mercado (nuestros clientes). En el primer caso, se necesita más de un trabajo de diseño y visión empresarial, ser un innovador a partir de conocimientos del rubro al que pertenece su negocio. En el segundo caso, ser requiere ser una especie de investigador de mercado, que hurgue en la mente de los clientes, en busca de lo que no encuentra en la competencia.

Vía: “Claves para emprendedores”

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion