La nueva referencia para el marketing de las empresas peruanas

clase-media-emergente-limeña

Lo que antes era un secreto a voces, ahora se convierte en vox populi. Hasta hace algunos años, la mayoría de empresas enfocaban su campaña de marketing únicamente hacia los sectores A y B, conocedores que esos sectores económicos eran los que más poder económico detentaban. En la actualidad, los planes de marketing buscan atraer a un nuevo cliente: el perteneciente al sector C. Y esto no solo porque la vieja estructura socioeconómica piramidal en el Perú se ha quebrado, sino también por otros factores que detallaremos a continuación.

Si se revisan los datos sobre el Perú urbano, obtendremos que 2.5% de los peruanos pertenecen al sector A, mientras que un importante 12.5% integra el sector B. Por su parte, el sector C, el que más expansión ha experimentado en los últimos años, registra un 23.9% de población. Se preguntará usted: ¿Y eso qué cambia, si igual las personas de los sectores A y B siguen ganando más que la clase C en el país?

Pues para el marketing empresarial, ese incremento del sector C marca, digámoslo así, un nuevo paradigma. ¿Por qué? Tomando en consideración que existen 2’384,495 hogares únicamente en Lima (fuente: APEIM), ciudad en la que 5.2% es A, ello generaría un gasto total de este sector de aproximadamente 883 millones de soles (número de familias del sector A multiplicado por el promedio de gasto familiar mensual A = S/. 7,123). Por su parte el C, representado en Lima por un 38.4% de la población tiene como egreso promedio 2,540 millones de soles (número de familias del sector C multiplicado por el promedio de gasto familiar mensual C = S/. 2,774). Impactante diferencia, ¿no es cierto?

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Es por ello que la mayoría de campañas de marketing ahora viran hacia ese nuevo sector, la del empresario progresista o emergente que integra el floreciente sector C. A diferencia de las personas de los sectores A y B, este sector C se caracteriza por un cúmulo de personas que han logrado lo que tienen fundamentalmente a base de su trabajo como independiente. Sin gastos previsionales por cubrir al ser independientes, las empresas saben que este importante sector es el que mayor movimiento de mercado genera no solo en Lima, sino en todo el país.

Spots publicitarios en TV, radio, diarios, Internet, la aparición de universidades de mediano coste, nuevos supermercados y tiendas por departamentos en las periferias de Lima, muestran ese notable cambio en la estructura socioeconómica de nuestra capital. El elitismo ya no forma parte de casi ninguna campaña de marketing. La nueva clase media es ahora el objetivo de las principales marcas del país.

Vía: Diario Gestión

Artículos Relacionados

comments