Los colores en nuestros empaques

botellas

Los empaques de los productos son nuestra carta de presentación, el anzuelo que nos permitirá enganchar al consumidor. De este modo, es muy importante hacer una buena elección en cuanto a los colores a la hora de diseñarlos.

El primer paso para trabajar nuestro empaque es conocer al detalle a nuestro público objetivo, conocer sus características, su pensamiento y a lo que nuestro producto apuesta para motivar la compra.

Un ejemplo nos presenta cómo una marca de desodorante apela a la seducción varonil como principal carta de venta. Puesto así, el color negro le va como anillo al dedo, no solo es un color sobrio, sino que siempre ha estado ligado a la rebeldía y a la elegancia.

En la categoría de agua de mesa tenemos una infinidad de presentaciones y botellas de todas las formas, pero todas ellas siempre asociadas a los tonos azules. Y no es una elección antojadiza, pues el azul está ligado a la pureza, armonía y tranquilidad.

empaques

De este modo, veamos qué colores pueden ir muy bien con nuestros empaques.

Rojo: Posee un poder de atracción muy grande. Evoca la pasión, el amor y el odio. Además tiene un vigor enorme pues aporta felicidad y vitalidad.

Azul: Es el color favorito de muchos, al punto que el 45% de las personas lo eligen como su favorito. El azul está ligado a sensaciones como la calma, tranquilidad, armonía y simpatía.

Amarillo: Nos muestra el optimismo y la sabiduría.

Blanco: Se le asocia con sentimientos como la bondad e inocencia.

Negro: Aunque no siempre tiene una connotación positiva el 10% de las personas lo eligen como favorito. Apela a sentimientos de rebeldía, de elegancia y sobriedad.

Verde: El color que representa lo natural. En tonos intensos aporta alegría. Los expertos le atribuyen un efecto calmante pues alegra la vista sin cansarla.

Marrón: De acuerdo a las encuestas es el que menos prefiere la gente, que lo asocia con la inmundicia, pereza y necedad.

Gris: Es un color neutro, no merma, ni aporta.

Naranja: Es el color que más aromas produce con solo mirarlo, se le asocia de inmediato a los alimentos y a la sensación de frescura.

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.