Marketing infantil: 8 importantes claves

Marketing infantil: 8 importantes claves

El poder de los niños en la decisión de compra de los papás es algo que todo estratega de marketing y publicidad reconoce. Son un mercado exigente y difícil de mantener atento y entretenido. En el futuro, ellos también serán consumidores.

Tips para venderle a los niños: Los niños de entre 6 y 11 años destacan por estar igual de involucrados en el mundo real que en el virtual, principalmente por los videojuegos. Ellos se ven atraídos por las experiencias fantásticas que se hacen realidad:

– No sólo te dirijas a los niños: A pesar de que ellos son los consumidores finales, los que compran el producto o servicio son los papás. Evita la publicidad demasiado agresiva, violenta o que muestre algún peligro. A los padres les interesa el bienestar de sus hijos por lo que debes ofrecerles alguna ventaja extra que pueda persuadirlos. Después de los tres años, apuesta por dirigirte al doble target: padres y niños.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




– Haz que se involucren con la marca: Si quieres que tu marca se posicione en la mente de tu pequeño consumidor debes hacer que se relacionen con los productos o servicios; que los toquen, vean y sean parte de la experiencia, como lo puede ser con una demostración.

– Aprovecha la temporalidad: Hay fechas en el año donde los padres están más dispuestos a gastar comprando regalos para sus hijos. Por ejemplo, además de los cumpleaños, está Navidad, Día de los Reyes Magos y el Día del Niño. Éstas son tus mejores temporadas para vender y hacer marketing. 

– Usa a sus personajes favoritos: Los niños se deciden por un producto cuando su personaje favorito, de caricatura o real,  sale en él, seguido por la publicidad y finalmente el juguete. Investiga cuáles son las figuras de moda. En la actualidad, Phineas y Ferb, Bob Esponja o los protagonistas de Disney son algunos de los más populares.

– Presta atención al diseño: Desde tu empaque hasta tus artículos promocionales y la decoración de tus instalaciones deben ser muy atractivos físicamente. Asegúrate de usar mucho los colores y de crear imágenes divertidas y diferentes. Otro elemento que debes considerar es tu logo; desde edad temprana, las personas son capaces de distinguir estas imágenes, por lo que es recomendable crear un buen diseño de éste para que permanezca en su mente.

– Incluye regalos: Cualquier producto adquiere mayor valor e interés para los niños si éste contiene un regalo especial; lo mismo ocurre con los servicios, a ellos les gusta recibir algo extra. El interés por un producto incrementa aún más si los juguetes se otorgan en diferentes entregas a manera de serie. Muchas veces éstos son los que determinan la decisión de compra.

– Entrega un beneficio inmediato: A los niños no les preocupa el largo plazo. Para ellos lo importante es que su compra los satisfaga en el momento. Haz promociones que ofrezcan recompensas rápidas y al instante.

– Aprovecha Internet: Los niños conocen a la perfección cómo funciona Internet, de hecho, es parte de su vida. Haz que tus campañas incluyan un plan digital y llégales con promociones, juegos y sitios Web que cumplan con sus expectativas. Un buen canal para hacerlo es Youtube.

Fuente: Soyentrepreneur

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion