Marketing olfativo, lo que huele bien vende

marketing-olfativo

Es llamado el branding olfativo que evoca emocionalidad del consumidor. Esto es lo que trata el marketing olfativo; donde un simple aroma embriagadora de una marca conduce al cliente a un mar de sentimientos calando en lo más profundo de su alma y corazón.

Entonces, el marketing olfativo tiene como base el marketing de experiencias que se inocula en el mapa emocional de los consumidores donde con tal solo recordar permite sentir la marca desde el interior, sin injerencia entre marca y persona.

Conquistar el corazón

Entonces, lo que se trata es crear un olor que permite identificar una determinada marca para poner en juego el branding olfativo y emocional que brinda una nueva faceta al marketing de experiencias.

Es por ello que con su practica un marketing olfativo bien logrado permite a la marca diferenciarse de los demás ofreciendo algo más que un simple producto.

Se trata de diseñar rutas hacia el corazón del consumidor sin temor a ser único con un aroma que sea capaz de conformar un lovemark con la intención de “vivir” dentro del consumidor, y ser quien sea capaz de brindar una experiencia única que envuelva día tras día.

A fin de cuentas, el marketing olfativo se alimenta de los sentimientos de los consumidores y además crea la identidad de la marca, reforzando la imagen y otorgándole un valor añadido de gran peso.

Y es que sentir una marca por el olfato constituye una momento indescriptible que activa los cincos sentidos que no tiene imitación por otras formas del marketing tradicional.

Un ejemplo de ello es el champú para niños de Johnson’s. Cada vez que entramos a una tienda y sentimos su fragancia inmediatamente lo asociamos con tal marca. Sin duda que el marketing olfativo funciona.

¿Podrías contarnos que marca te trae recuerdos cuando sientes su olor característico?

Vía: puromarketing

Artículos Relacionados

1 Comentario

Dejar una contestacion