Marketing optimizado: ¿Cómo conquistar al consumidor?

El elemento principal en el desarrollo del marketing es el cliente. Hacia él se dirige, y en él se debe pensar para definir las estrategias de persuasión y promoción. Según un artículo de Harvard Business Review, los emprendedores minoristas obtienen éxito con sus tiendas porque saben conquistar a los consumidores.

Son ellos quienes mejor saben qué necesitan, qué anhelan y cómo compran sus clientes.

Por eso saber quiénes son consumidores de tu nicho de mercado es tan importante como aprender de tus clientes habituales. Esforzarte por investigar sus gustos y comportamientos es esencial para mejorar tu atención y el nivel de venta de producto o servicio.

Fue así como, Guillermo D’Andrea, David Marcotte y Gwen Dixon Morrison –autores del texto- observaron el comportamiento de los emprendedores y consiguieron identificar seis claves de marketing que desarrollan los mejores.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




A continuación te presentamos estas reglas que te ayudarán a conocer y atraer a los clientes hacia tu negocio:

1. Deja que el cliente “pruebe”
Ofrecer una “muestra” es una herramienta de marketing bastante efectiva para conquistar nuevos clientes. Se trata de una oportunidad para que el consumidor conozca tus productos.

2. Registra todos los detalles
Lleva un registro puntual del consumo de cada cliente. Así detectarás sus gustos y será más fácil anticiparse a sus necesidades para que puedas mostrarle las opciones que tienen en mente, antes de que lo pidan.

3. Gana su confianza
Gana su confianza comenzando con una buena atención y no descuidando ningún detalle en la experiencia de compra.

4. Ofrecer una experiencia de consumo
Significa manejar colores, luces, aromas, etcétera. Puedes usar todas esas sensaciones en una oferta, de tal forma que conquiste los sentidos de los consumidores. Es esencial usarlo en la decoración de las tiendas.

5. Habla el mismo idioma
Los profesionales del marketing cometen este error mayormente: explican las cosas utilizando términos técnicos que la mayoría desconoce. Esto hace sentir incómodo al cliente pues no comprende en qué consiste la solución que le proponen.

En vez de eso, debes hablar el mismo lenguaje, presentar soluciones puntuales y, sobre todo, decir cuál es la finalidad real de cada producto.

6. Que no se vaya enojado
Existe un dicho que dice “un cliente feliz se lo dirá a una o dos personas, y uno infeliz se lo hará saber a 10 personas”. El minorista da la oportunidad de expresar su malestar, demuestra preocupación por ayudarlo y ofrece solucionesinmediatas, como el reemplazo del producto o un descuento en su próxima compra.

Fuente: soyentrepreneur

comments

Autor entrada:

Deja un comentario