Marketing: una herramienta de ventas

Comunicar y vender nuestro producto es importante pero antes de hacerlo es necesario tener claro el concepto de marketing.

Escuchamos de los expertos o consejeros que es importante elaborar un plan de marketing que nos dé la pauta de qué acciones tomar para comunicar y vender nuestro producto, pero para poder elaborarlo primero tenemos que saber qué es el marketing.

En español este término se traduce como Comercialización. El marketing es una herramienta de apoyo a las acciones de venta de la empresa, que se basa en el trabajo sobre el producto, el mercado, el precio, la publicidad y promoción, colocación estratégica en los puntos de venta y distribución.

Es el área de la empresa que va a analizar el nombre, el logotipo y qué slogan serían adecuados, porqué un producto tiene que llevar determinado diseño (colores, tamaño, textura, material), va a realizar un estudio de mercado para saber quién es su público objetivo y qué necesidades tiene, si el producto las satisface o hay que hacer algunas modificaciones, analiza a la competencia para saber cuáles son sus puntos fuertes y débiles, sus innovaciones, sus precios, para saber cuáles son los aspectos competitivos de nuestro producto. De acuerdo a estos factores mencionados, teniendo en cuenta los costos de producción y establecidos el margen de ganancia, va a fijar un precio de venta.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Elaborará una estrategia de medios para hacer la publicidad y promocionar el producto (designará cuáles son los canales adecuados que sean coherentes con el producto y que llegue a su target), y de qué manera se va a promocionar: con algún evento, concurso, con demostadoras en el súper, con autos que lleven publicidad repartiendo muestras, etc . También un punto muy importante es la negociación que se logra con los supermercados y también en las “tienditas”, en cuanto a cuál va a ser el lugar estratégico que se va a colocar el producto en los pasillos y las góndolas. Ya que hay pasillos que tienen más afluencia de gente, o góndolas que están más visibles que otras. También decidir si el producto se coloca en algún display diferente, que capte la atención del público, etc.

Además va a determinar cuáles son los canales de distribución más eficientes para hacer llegar el producto a los puntos de venta en tiempo y forma, y qué medidas tomar para incentivar a los distribuidores.

Como podemos ver, el área necesita del trabajo conjunto con otras áreas relacionadas y de las cuales va a necesitar su apoyo o información. Serán cruciales para su desempeño las áreas de producción, costos, desarrollo de producto, ventas, relaciones públicas, departamento de legales, logística, atención a clientes, etc.

Si bien en las empresas grandes hay un área para cada una de las actividades que se desarrollan en una empresa, y están bien delimitadas las tareas y responsabilidades de cada una, cuando hablamos de pequeñas y medianas empresas lógicamente no vamos a encontrar un área de marketing, una de ventas, otra de publicidad, y de relaciones públicas, etc. Primero porque no es necesario puesto que un pequeño número de personas, de acuerdo a las funciones y actividad de la empresa, son suficientes para realizar eficientemente estas tareas. Y segundo que sería un derroche de recursos y dinero malgastado. Cuando una empresa recién comienza nos encontramos que su fundador y tal vez un socio, hacen las labores administrativas, de ventas y marketing, de desarrollo del producto, etc. Y a medida que la empresa va creciendo se van delimitando de apoco y se generan diferentes áreas.

Pero más allá del tamaño de la empresa y si el área existe formalmente o no, todos hacen marketing. Algunos conscientes y otros sin saberlo. Porque desde que se genera la idea y pensamos el nombre del producto, quién nos puede comprar el producto, e investigamos si hay algún otro que esté haciendo lo mismo, estamos haciendo marketing. Un marketing tal vez sin la planeación adecuada. Sin importar que la empresa sea pequeña es importante que tengamos en claro qué pasos vamos a seguir para reforzar la venta de nuestro producto, y elaborar un plan de marketing sería el primero que deberíamos dar. Porque a veces pueden dar resultado nuestras acciones sin una planeación adecuada, pero en la mayoría de las ocasiones si navegamos sin rumbo nuestros esfuerzos se pueden traducir solamente en pérdida dinero, y frustración al no ver los resultados pensados. Un plan de marketing nos va a quitar la venda de los ojos y va a permitir que concentremos nuestro esfuerzo en acciones con un objetivo perfectamente establecido.

Fuente: Esmas.com

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion