Merchandising para PYMES: Reforzando la experiencia del cliente

objetosmerchandising

objetosmerchandising

¿Alguna vez escuchó hablar del concepto ‘Merchandising para PYMES’? Probablemente no, ¿verdad? Para la American Marketing Association, este concepto se refiere al conjunto de técnicas que se basan en la presentación, distribución y/o rotación de productos que comprenden acciones llevadas a cabo en el punto de venta que buscan aumentar la rentabilidad mediante la ubicación del producto en el lugar, durante el tiempo, al precio y cantidad más convenientes. El concepto de merchandising engloba al conjunto de actividades que se realizan en un punto de venta, el cual pretende cambiar o reafirmar la actitud de compra a favor de los artículos más rentables para el negocio.

Una de los objetivos más importantes que persigue el merchandising para las PYMES es el de reforzar la experiencia del cliente. Esto significa hacerla agradable y sencilla, de modo que impulse la motivación a comprar, regresar en un futuro y recomendarnos. Paredes, columnas, pasillos, entrada y salida del local forman parte del itinerario de los clientes en el local, pero también influye en esta experiencia la disposición del mobiliario y la colocación exacta de cada producto. A continuación le brindamos algunos consejos prácticos que debe tener en cuenta a la hora de mejorar la distribución de su local.

Identifique las zonas de su local: Generalmente, suelen existir dos tipos de zonas dentro de un local: La zona caliente, la cual hace referencia a aquella de circulación natural y la zona fría, aquella que debemos incentivar para lograr el mayor tránsito de personas.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Un dato adicional: Hay que tener en cuenta que el sentido habitual de circulación es siempre hacia la derecha y circular en sentido contrario a las agujas del reloj. Es importante además identificar zonas como la entrada (a la derecha normalmente) y la caja de pago a la izquierda.

Zona caliente: En esta zona deben ir los productos nuevos o de lanzamiento. También pueden ir aquellos de consumo masivo, aunque en menor cantidad para potenciar con ellos la zona fría. Esta zona es ideal para ubicar todo aquello que se necesite promocionar con ayuda de anuncios y carteles.

Zona fría: Son aquellas zonas por donde se suele pasar muy rápido, pues son de salida. Por ello, debemos tratar de hacerlas más atractivas a la vista del cliente. Aquí unos consejos:

  • Colocar productos que sean de consumo masivo y/o de necesidad básica.
  • Potencia los productos con promociones atractivas.
  • Esta zona debe estar muy bien iluminada.
  • Utilizar góndolas que sean atractivas y jalen la vista del cliente.
  • La caja debería estar cerca a esta zona.

Caja: Ya que se trata del último lugar que el cliente visita antes de abandonar el local, debe encontrarse en un lugar adecuado que no genere conflicto con la salida y entrada del local. Una buena idea para sacar ventaja de esta zona es colocar en ella toda información de importancia para el cliente: volantes, dípticos y trípticos, folletos, tarjetas de presentación, muestras de productos, etc. Hay que cuidar, además, que las filas no disminuyan la visión que se tiene del interior.

Recuerde también que, por un tema emocional, es usual realizar compras de último momento en caja, por lo que se recomienda colocar productos secundarios de forma llamativa, ya sea por su empaque o publicidad, es decir, que sean adquiridos más por un impulso que por necesidad.

No lo olvide, brindarle una grata experiencia al cliente en el lugar de compra o punto de venta es importante para rentabilizar su negocio. Y usted, ¿ya ha puesto en práctica algunas de estas ideas? A continuación le mostramos un vídeo con ideas para diseñar tiendas que enganchen al público.

Vía: Puromarketing

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion