Ordena tus gastos de fin de año

Durante la temporada de diciembre, muchos tienden a perder el control de los gastos y luego sufren las consecuencias al enfrentar la temida cuesta de enero. No seas uno de ellos; como buen emprendedor debes estar preparado.

En esta época son muchos los factores que juegan en contra de nuestro orden financiero. Por un lado, nos convertimos en víctimas de la presión del ambiente y los medios publicitarios que incrementan el impulso por comprar. Así, terminamos enfrentando gastos mayores, a veces muy superiores, a lo que realmente deberíamos permitir.

Por otra parte, muchos sufren un espejismo de abundancia, provocado por la mayor liquidez que otorgan los bonos de fin de año. El problema está en que muchos asumen que pueden gastar más y distorsionan la proporción de lo que realmente pueden solventar.

Es vital que no pierdas el control. En especial en esta época, debes estar preparado. Por eso aquí te entregaremos una pauta con consejos para planificar y evitar tristes consecuencias. Toma nota:
Guarda tu aguinaldo
Al recibir tu aguinaldo o bono de fin de año separa una cantidad, idealmente el 50%, y deposítala en una cuenta de ahorro a la que no puedas tener acceso hasta después de enero.

Has un presupuesto para las fiestas
Haz un presupuesto no en base a cuánto quieres gastar sino cuánto puedes gastar, incluyendo regalos, comidas, decoraciones, etcétera.

Manda a tu tarjeta de crédito de vacaciones
Una buena estrategia a seguir es gastar puro efectivo. Encierra tus tarjetas de crédito fuera de tu vista o deposita una cantidad limitada en tu tarjeta de débito. Además de ser una excelente manera para no gastar de más es una garantía de no endeudarte que te permitirá empezar el año nuevo sin la cruda de gasto.

Empieza temprano
Inicia tus compras navideñas lo antes posible. Las compras de última hora sólo llevan a la desesperación y derroche.

Revisa intereses y comisiones

Si necesitas utilizar las tarjetas de crédito o requieres pedir algún crédito para enfrentar esta época, debes revisar bien los intereses y costos asociados. No lo olvides, para que no te lleves ninguna sorpresa.

Planifica
Lo ideal es planificar los gastos, considerando tanto ingresos como egresos personales, para no llevarse sorpresas de último minuto.

Fuente: www.SoyEntrepreneur.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion