Posicione su negocio o producto en la mente de sus clientes y venda más

Vivimos en un entorno en donde la persona promedio se halla expuesta a más de 7,000 diferentes anuncios todos los días. ¿Cómo hacemos entonces para que nuestros clientes recuerden los productos que ofrecemos?.

Hasta hace algunas décadas, el éxito que tenían las compañías para comercializar sus productos residía por lo general en la habilidad de producir con una calidad que para otros era difícil replicar. Hoy en día, la calidad no es el único factor de decisión, ya que como consumidores asumimos que todo producto debe contar con calidad mínima por el simple hecho de ofrecerse al mercado. Esta percepción es correcta en la mayoría de los casos. 

Lo cierto es que en la actualidad una PYME puede producir productos con una calidad similar a los de una gran empresa. En pocas palabras: ¿es posible que una pequeña empresa textil produzca una camisa de calidad similar a la de una Christian Dior? La respuesta es sí. ¿Puede un pequeño negocio de hamburguesas producir una hamburguesa mejor a la de McDonalds? La respuesta es: claro que sí. 

Entonces, ¿dónde radica la diferencia entre el éxito de una y otra?

Suscríbete a nuestro boletín informativo




En el posicionamiento de la MARCA

La diferencia reside en la percepción que tiene el cliente sobre un producto de marca específica. Veamos: imagínese que usted va a al supermercado de su preferencia a comprar unas rajas y cuenta con dos opciones: “Marca Libre” y “Herdez”. ¿Cuál compraría usted si la diferencia de precios no fuera significativa? La percepción general es que ésta última es ligeramente más cara por que es de mejor calidad. La realidad es que la mayoría de las veces son productos con calidad similar pero la gran diferencia es la marca y cómo usted recuerda dicha marca… “Con toda confianza es Herdez”.

Lo anterior refiere a la posición que ocupa el producto en la mente de los consumidores con relación a los productos de la competencia: el más rápido, el más barato, el más sabroso, abierto 24 horas, entre muchas más. Si usted amigo empresario logra un posicionamiento de la marca y el producto mediante una serie de mensajes correctamente enfocados, logrará modificar la decisión de compra por parte del consumidor. La clave radica entonces en destacar la esencia de su producto o servicio y que el cliente al escuchar su marca inmediatamente identifique los beneficios que lo destacan, los cuales deben ser diferentes a los de su competencia.

Posicionamiento basado en la esencia de su producto

Cómo lograr un posicionamiento adecuado. El primer paso es identificar la esencia de su producto o servicio: ¿porqué su cliente lo preferiría a usted en lugar de su competencia? Para responder tenemos primero que determinar las necesidades y deseos que satisface su producto. Esto es, elaborar una lista de características, usos y aplicaciones y a continuación una lista de los “beneficios” relativos a cada uno de los puntos enlistados, yendo de lo general a lo particular.

Fuente: Ideasparapymes.com

comments

Autor entrada: msakiya

Deja un comentario